El LHC, a punto para nuevos descubrimientos

Tecno

El Gran Colisionador de Hadrones (LHC) alcanzó su máximo nivel de energía y los miles de científicos que trabajan en torno a él culminan en estos meses la puesta a punto de todos sus sistemas para que produzcan la cantidad de datos necesarios para realizar nuevos descubrimientos.

"A nivel de energía ya estamos al máximo... a nivel de intensidad prevemos que este año será de preparación de puesta a punto de todos los sistemas para dedicar 2016 a la producción de billones y billones de colisiones", explica en una entrevista con Efe el jefe del Departamento de Tecnologías del Centro Europeo de Física de Partículas (CERN), el español José Miguel Jiménez.

Esos billones de colisiones de partículas arrojarán los datos que permitirán a los científicos de esa entidad realizar más descubrimientos en el campo de la física.

Este bosón es una de las piedras angulares del Modelo Estándar de la física, pero su existencia era sólo teórica hasta que pudo ser visto en el LHC, con lo que la teoría quedó comprobada.

Jiménez, un destacado científico que tiene a cargo una plantilla de medio millar de científicos y técnicos, y maneja un presupuesto cercano a los cien millones de euros, intenta explicar de la forma más sencilla que puede lo que ahora se intenta hacer.

"Hay muchas preguntas que quedan, pero entre las más importantes están: ¿Tenemos un bosón de Higgs o es una familia y lo que hemos visto es la firma de la familia? ¿Veremos que no hay más que uno, pero que tiene hermanos y hermanas?".

Materia oscura

La otra gran incógnita por resolver se refiere a la materia oscura, de la que casi nada se conoce a pesar de que representa la mayor parte del universo.

"¿De que esta hecha la materia oscura? No tenemos una respuesta a esta pregunta y el LHC podría contribuir a aclararlo", señala el responsable del desarrollo, mantenimiento y operación de las tecnologías utilizadas en los aceleradores del CERN.

Actualmente, el LHC está acelerando los protones que circulan en su interior a energías nunca alcanzadas y que corresponden a 6,5 teraelectronvoltios (TeV), con lo que al chocar la energía acumulada se eleva a 13 TeV.

"Al chocar (los protones) generan una energía muy densa en un punto y producen partículas secundarias que pueden permitir investigar la formación de la materia", precisa el científico español.

La seguridad del acelerador entra en el ámbito de responsabilidad de Jiménez, cuyos equipos han ido comprobando y validando en los últimos meses cada uno de los circuitos de protección y "entrenando" los imanes de los que está hecho el LHC para que soporten la intensidad de energía a la que son sometidos.

Temas

Dejá tu comentario