Epecuén se consolida como eje del turismo en el oeste bonaerense todo el año

Turismo

La villa de Epecuén, deshabitada desde la fatídica inundación de 1985, se consolidó este invierno como el eje turístico de Carhué y el partido bonaerense de Adolfo Alsina, con numerosos visitantes atraídos por las aguas curativas de su laguna y el nuevo fenómeno de la "nieve salada", en tanto las autoridades ya proyectan actividades para la temporada estival.

A 100 años de su fundación, la villa que fuera el centro turístico satélite de Carhué -cabecera del partido- es objeto de homenajes en todo 2021 y simboliza la capacidad de resiliencia de sus habitantes, que supieron reponerse a la inundación y retomar el turismo aún en base a sus ruinas y este año hacen resurgir la actividad todavía en el marco de la pandemia de coronavirus.

La laguna de Epecuén se mantiene como el mayor atractivo turístico, por sus aguas saturadas de sal similares a las del Mar Muerto y también por el atractivo que para muchos significa lo que dejó la inundación al retirarse: árboles secos cubiertos de salitre, como esqueletos blancos que se yerguen junto a las ruinas de los edificios de la antigua villa.

Estas imágenes atraen tanto a los turistas como los rojos atardeceres sobre el espejo de agua, las colonias de aves migratorias y permanentes que sobrevuelan en bandada la laguna en esas caídas de sol, la "nieve salada" de las jornadas más frías o el reciente desarrollo del astroturismo en las noches despejadas.

Este invierno, gracias a las bajas temperaturas muchos turistas, especialmente regionales, llegaron a Carhué para ver la "nieve salada" que cubrió las costas de la laguna a principios de julio, un mes más tarde que en 2020.

La guía turística Viviana Castro, también guardaparques de Adolfo Alsina, comentó a Télam que esta temporada invernal y gracias a este lugar tan particular pudimos tener asiduidad de turistas que disfrutaron de nuestra nieve Salada, que aflora cuando las temperaturas son muy bajas".

"Este espectáculo tan bello que la laguna nos brinda pudimos compartirlo con los turistas nuevamente, al aire libre y en contacto con la naturaleza", agregó, y señaló que muchos concurrieron a los hoteles con piletas climatizadas cubiertas con agua de la laguna.

Quienes se hospedaron en establecimientos sin ese servicio también pudieron disfrutar de las aguas curativas en el Complejo del Camping Levalle, así como los que paraban en el camping municipal, siempre con cumplimiento de turnos y todos los protocolos sanitarios.

Epecuén 02.jpg

La aparición de la "nieve salada" es producto de la combinación del sulfato de sodio del agua y las bajas temperaturas, que genera cristales de sal que cubren el suelo cuando en la laguna se producen las bajantes estacionales de invierno por falta de lluvia, algo frecuente en lagunas saladas de altura en la zona cordillerana pero un espectáculo inusual en la pampa bonaerense.

En ese contexto, "los fines de semana, vacaciones de invierno y los extra largos recibimos muchos turistas de diferentes lugares del país y la región, con excursiones guiadas", precisó Castro, quien igual que su familia nació en Epecuén y además integra los equipos de guías y seguridad de la Dirección de Turismo de Adolfo Alsina en la reserva de la laguna.

Al respecto, señaló que el partido está preparado tanto para albergar visitantes como para brindar seguridad no sólo al turista sino también a vecinos, y que además de complejo Carhué-Epecuén, se le da importancia a los pueblos del partido con turismo rural, de gastronomía, de historia y cultura, todos a unos 500 kilómetros al suroeste de la Ciudad de Buenos Aires.

Embed

Entre estos mencionó a Gascón, San Miguel Arcángel, Rivera y Villa Maza, donde se realizaron excursiones en vacaciones de invierno, tanto para visitar los olivares, como para disfrutar de comidas típicas como las de los alemanes, otros inmigrantes y criollos.

En tanto, con la dinámica de los destinos que tienen turismo todo el año, las autoridades de Adolfo Alsina ya se preparan para la temporada estival, que en lo inmediato contempla la celebración del Día del Flamenco -una de las aves características de la laguna-, el sábado venidero.

También durante este fin de semana se hará el lanzamiento oficial de la competencia la Vuelta al Lago Epecuén, una carrera que también tiene fines de promoción turística al recorrer sus paisajes, que se realiza desde hace cinco años y, tras la cancelación de la edición 2020 por la pandemia, volverá el 28 de noviembre con deportistas de todo el país.

En la reserva natural de la Laguna, la Dirección de Turismo trabaja en la actualización de la cartelería y delimitación de nuevos senderos, a lo que sumará un mirador que brindará una amplia visión del paisaje.

Embed

Temas

Dejá tu comentario