“Una Justicia sin jueces”

Lanata se mete en el mundo de la justicia y sus falencias. La historia de un juez que debería “recusar” el primario y el récord de renuncias de magistrados en los últimos tres años.

Con el valor científico que parecen acreditarle los números, las falencias de la justicia son abordadas por Jorge Lanata desde un punto clave del engranaje judicial: los jueces, especialmente los que están en el banco de suplentes y los que ya se fueron.

“Los jueces subrogantes son la expresión de una nueva enfermedad endémica que se suma a la falta de justicia: la falta de jueces”, plantea el columnista estrella del dominical Perfil, que presenta cifras aportadas por el Consejo de la Magistratura: el 21 por ciento de los jueces de la Argentina son suplentes.

A partir de este dato, Lanata inicia un recorrido en el que alerta sobre la “renuncia récord” de 143 magistrados en los últimos tres años y presenta el caso del juez Octavio Aráoz de Lamadrid, al que llama “el Príncipe de los Subrogantes”, con una anécdota que sentarían mejor en las páginas de humor político.

Los nombres:

Alberto Iribarne, Marcela Rodríguez, Julio Cruciani, Julio Speroni, Carlos Liporace, Bernardo Vidal Durand, Jorge Brugo, Domingo Cavallo, Héctor Ricardo García, Guillermo Tiscornia, Carlos Rívolo, María Servini de Cubría, Marcelo Aguinsky, Horacio Artabe, Octavio Aráoz de Lamadrid, Juan José Galeano, Jorge Urso.

Dejá tu comentario