Una mujer denuncio que Jueza, abogada y policía la indujeron a mentir para apresar a su ex pareja

Aun separados, seguían manteniendo relaciones. Aconsejado por un grupo de mujeres un día lo cito y cuando estaba en su casa apretó el botón antipánico. El joven quiso escapar pero la policía lo detuvo. Entonces le armaron una denuncia para que el "Ex" quedara detenido. Ahora se arrepintió

Julieta Castillo una joven de 23 años y madre de dos hijos se presento ante el tribunal supremos de Justicia de San Luis para denunciar que su ex pareja, Lucas Sebastián Sánchez, esta detenido hace 5 meses por una declaración falsa que ella realizó inducida por la policía, una Jueza y una abogada de la secretaria de la mujer.

En un video con el periodista Manuel Rodríguez cuenta todo lo sucedido. "Nosotros nos peleábamos mucho, por eso tenia una restricción y yo un botón antipánico, pero eso no impedía que nos viéramos y que siguiéramos manteniendo relaciones" cuenta la joven al principio del relato y agrega que la intención de ella era que volviera, pero Lucas no quería.

Un día, en una de las reuniones que ella mantenía con un grupo de mujeres victimas de violencia de genero, una participante le dio una idea y Julieta la cumplió al pie de la letra. "Yo a mi novio le hice eso..." le habría dicho esa mujer y así Julieta armó su coartada.

"Lo llamé para que viniera a casa y cuando llegó nos pusimos a discutir porque quería que se quede...." todo terminó entre insultos y gritos. Cumpliendo con la coartada, Julieta accionó el botón antipánico. Cuando Lucas ve eso, quiere escapar pero la policía ya estaba en la puerta de la casa e ingresa justo en el momento en que ella lo agarra de la campera, comienzan a forcejear cayendo ambos por la escalera. Inmediatamente los efectivos detienen a Lucas y llevan a Julieta a la comisaria.

Cuando la supuesta víctima comienza su relato, el policía que le tomó declaración le dice "agrégale mas cosas, que te golpeo y te tiro por las escaleras porque no te van a dar bola con esta denuncia". Minutos después suena el celular de Julieta, era la Jueza Virginia Palacios. En ese momento la mujer dice que estaba enfurecida, la jueza, notando el estado de la joven le pregunta "Que quieres para Sebastián" y la mujer presa de ese enojo le contesto "Quiero verlo preso".

La magistrada la cito en el palacio de justicia a las 18hs, "Cuando llegue me dice que con esa declaración no lo podía meter preso". Entonces le hace ampliar la denuncia. Le preguntó, siempre según el testimonio de Julieta, si tenían hijos en común a lo que le contesto si, dos.

La jueza continuó preguntando como era como padre, a lo que Julieta respondió, que a pesar de estar separados, Lucas los iba a buscar, era bueno y nunca hubo problemas al respecto.

Para la jueza eso era inconsistente, no serbia para meter preso a Lucas. Entonces le indicó a la secretaria que agregue que el detenido le pegaba a sus hijos y que los maltrataba.

Julieta reacciona: "Eso es mentira pero no dije nada porque lo quería ver preso" agregó la mujer.

En medio de la supuesta investigación citan a la hija para que participe de una cámara Gesell y en su relato la menor expresa que el padre nunca la maltrató nunca le pegó y que la llevaba a todos lados.

"A pesar de todo esto lo trasladaron a la penitenciaria, lo metieron preso, hace cinco meses que esta detenido por una mentira. Cuando yo fui a declarar que todo lo que dije era falso, me entero que a mi declaración la doctora Palacios le había agregado violación con acceso carnal".

Julieta decide declarar y contar toda la verdad, se presenta en la secretaria de la mujer y es entrevistada por la doctora Parisi. Previo a este encuentro, ella le había contado, por teléfono, que todo era mentira. Pero la abogada se negó a que contara la verdad e incluso cuando ella fue a declarar, Parisi ya había presentado un escrito, que ahora fue tomado como prueba de que ella se opuso a que Julieta cuente la verdad y la amenazaban con que iba a ir presa si lo hacia.

Lucas Sebastián sigue detenido bajo la calificación de violencia sexual con acceso carnal y violencia de genero, pero nada de eso existió. Julieta esta arrepentida y ha comenzado a peregrinar por las máximas esferas judiciales pidiendo la libertad de su ex pareja.

Mientras tanto el detenido inició una en huelga de hambre, y ya tuvo dos intento de suicidio, "La esta pasando muy mal...." agrego Julieta. La jueza le bloqueó el celular y no la atiende mas. "Fui a la penitenciaria a pedirle perdón, es horrible lo que esta sufriendo" finaliza una mujer que paso del odio al arrepentimiento y deja al descubierto un escandaloso entramado judicial.

Ahora se espera la decisión del máximo tribunal de San Luis. Mientras tanto, distintas versiones periodísticas comenzaron a circular diciendo que Lucas no sería la única victima de estas acciones Judiciales.

Dejá tu comentario