La captura de Martín Lanatta contó con la ayuda de baqueanos de Cayastá, quienes auxiliaron la Policía de Santa Fe para detener al prófugos.
Uno de los vecinos de la localidad santafesina contó a la prensa que le prestó tres caballos a los efectivos para que pudieran internarse en el campo y atrapar a los prófugos: "Me pidieron colaboración y puse a su disposición mi carro y los caballos. Teníamos que hacerlo entre todos".
Juan Carlos es un ganadero local que se dedica a criar vacas y vive a dos kilómetros del pueblo y señaló que "es una zona difícil para andar" y que "sólo se puede a pie o a caballo, o en helicóptero". El vecino de Cayastá aprovechó para felicitar a los policías "que se jugaron la vida, trabajaron muy bien".
Vecino fuga
Martín Lanatta permanecía prófugo junto a su hermano Cristian y Víctor Schillaci, quienes siguen siendo buscados por las fuerzas federales.