Militantes de Patria Grande organizaron como forma de protesta una fiesta electrónica frente al edificio de la Legislatura porteña para que se investigue la responsabilidad política por la tragedia de la Time Warp.

28459_fiesta_legislatura.avi
"Nos parece importante que se investigue la responsabilidad política y la connivencia con las fuerzas de seguridad que dejaron entrar drogas y más gente que lo que correspondía", afirmó Guido Saccal, dirigente de Patria Grande, quien organizó la fiesta electrónica en protesta con la consigna "la música no mata".

Por ahora los acusados por la muerte de cinco jóvenes en la fiesta en Costa Salguero son los organizadores Víctor Stinfale, Adrián Conci, Maximiliano Avila, Carlos Garat y Martín Gontad a los que el fiscal federal Federico Delgado pidió procesar con prisión preventiva.


En lo referido a la prisión domiciliaria de Stinfale -otorgada el jueves pasado por Casanello-, la última palabra la tendrá ahora la sala II de la Cámara Federal porteña, instancia de apelación para esta causa penal.

Delgado pidió que Stinfale vuelva a una cárcel común y advirtió que a su criterio mantenerlo preso en su casa de la localidad bonaerense de Ramos Mejía incrementa los "riesgos procesales y de entorpecimiento" de la investigación, en la cual aún hay tres prófugos.

La decisión tomada por Casanello podría causar un "gravamen irreparable" a la marcha de la pesquisa, según el dictamen del fiscal.

Embed
Y aludió a dos episodios ocurridos en la causa en torno a la persona del abogado penalista: uno de ellos, el hallazgo el 7 de mayo de documentación quemada dentro un volquete contratado por la empresa "Energy Group" en San Justo.

Entre estos documentos había entradas a la fiesta realizada en Costa Salguero el 15 de abril pasado.
Además, Delgado recordó que Stinfale es apoderado de "Energy Group" y que en esa firma se encontró una computadora con un archivo "Time Warp" borrado.

"El arresto domiciliario que acaba de decretar el juez atenta contra el aseguramiento de la prueba, lo que desde la fiscalía llamamos 'Crónica de un encubrimiento anunciado' en una de nuestras primeras intervenciones en la causa", añadió Delgado.

También se sostuvo que faltó demostrar "de manera fehaciente que la situación de detención constituya un riesgo para la salud de Víctor Stinfale o un menoscabo ilegítimo de sus derechos que amerite hacer lugar al requerimiento".

El fiscal, en otra presentación, pidió a Casanello que procese con prisión preventiva a Stinfale; al titular de Dell Producciones, Adrián Conci; a los apoderados, Maximiliano Avila y Garlos Garat; y al asesor Martín Gontad.

Delgado les imputó los delitos de "facilitación del comercio de sustancias estupefacientes con la intervención de tres o más personas organizadas y en un sitio donde se realizaba un espectáculo o diversión pública", además de "abandono de persona".