El fiscal rechazó su pedido de prisión domiciliaria hasta que el estado de salud del abogado sea cotejado por personal profesional del Cuerpo Médico Forense. Lo trasladaron para realizarle los estudios.

El fiscal Federico Delgado rechazó este viernes el pedido del abogado Víctor Stinfale, quien solicitó que se le conceda el beneficio de la prisión domiciliaria en el marco de la causa en la que se investigan los hechos ocurridos durante la fiesta electrónica Time Warp en la que murieron cinco jóvenes.

stinfaletraslado.avi

El fiscal solicitó al juez Sebastián Casanello que el pedido sea rechazado hasta que el estado de salud del letrado -hecho en el que se apoyó para solicitar prisión domiciliaria- sea cotejado por personal profesional del Cuerpo Médico Forense, por lo que esta tarde era trasladado hacia allí para que le realizaran esos estudios.

Embed

Matías Morla, socio de Stinfale, insistió en C5N que "la detención fue descabellada" y afirmó: "Corre peligro su vida". Asimismo, aseguró: "A Stinfale lo van a sobreseer".

En tanto, Delgado sostuvo que se "debe ordenar los chequeos pertinentes y hasta tanto tenga esos resultados, mantener al señor Stinfale en el estado que se encuentra".
Embed

El representante del Ministerio Público sostuvo además que "por la gravedad de los hechos imputados se impone mantener la detención de Stinfale", quien fue sindicado como uno de los organizadores del evento por su vínculo con la firma "Energy Group", dueña de la energizante "Speed" y del agua "Block".

"Stinfale fue parte de la creación de ese espacio social excluido de la soberanía estatal, que estuvo sustraído de cualquier tipo de control público y que permitió en los hechos el funcionamiento de una suerte de mercado al que concurrían libremente quienes querían vender y los que deseaban comprar drogas prohibidas y que culminó con 5 muertes", había escrito el propio Delgado cuando imputó al abogado.

En su escrito de hoy, el fiscal recordó que al confirmar el rechazo de exención de prisión al presidente de Dell Producciones, Adrián Conci, la sala II de la Cámara Federal sostuvo que sobre él recaía "una gravísima imputación", elemento que se erigía "como un dato de importancia a la hora de evaluar la posibilidad de que se fugue o entorpezca la investigación".

"La pesquisa está en estado de permanente incorporación y producción de prueba, que fundó incluso el secreto de sumario actualmente vigente para resguardar el éxito de las diligencias en curso... La complejidad de la causa resulta evidente y su incluso mayor proyección a futuro claramente no puede descartarse", había dicho la Cámara, según citó el fiscal.