El animal fue comparado con una anaconda y hasta con un pene humano de grandes proporciones.
Un grupo de técnicos que se encontraban trabajando en las inmediaciones del río Madeira, en el estado brasileño de Rondonia, encontraron esta semana seis ejemplares vivos de Atretochoana eiselti, un anfibio que parece un gusano gigante.

"De los seis que capturamos, uno murió, tres fueron liberados de nuevo a la naturaleza y otros dos fueron retenidos para hacerles estudios", comentó Julian Tupan, uno de los hombres de la empresa San Antonio Energía que encontró a los animales, según el sitio inglés The Sun.

El hallazgo se produjo en noviembre de 2011, pero recién ahora se pudo confirmar que se trata de un tipo nuevo de Atretochoana eiselti, el anfibio más grande del mundo que no posee pulmones, sino que respira por la piel, como detalla el sitio brasileño Estadao.

Los técnicos se encontraban examinando el lecho de la represa hidroeléctrica emplazada en el cause del río Madeira cuando de repente encontraron el nido donde vivían los seis anfibios, que pertenecen a la familia de las cecilias y se asemejan a enormes gusanos.

El descubrimiento tiene una gran importancia para los biólogos ya que pertenecen a un tipo de Atretochoana eiselti endémico de Brasil. Cuando adultos, estos anfibios pueden medir unos 80 centímetros de largo y poseen una cabeza plana y ancha, sin ojos.