Empresarios escucharon a Cristina en EEUU pero no pudieron preguntar

Política

*En la charla no se admitieron consultas sobre el Indec, la inflación, los bonistas que quedaron fueras del canje y otros temas urticantes para el Gobierno.

Los empresarios e inversores que asistieron a la charla que brindó ayer la primera dama, senadora y candidata presidencial Cristina Fernández de Kirchner en un encuentro organizado por el Consejo de la Américas se quedaron con ganas de más. Es que de las preguntas que apuntaron por escrito, no se respondió ninguna referida a la inflación y otros temas críticos de la economía argentina.

Los distintos medios gráficos que cubrieron la charla consignaron las opiniones que empresarios dieron bajo la condición de no dar sus nombres. A Clarín le dijeron: "Estamos muy sorprendidos porque no habló de la inflación. Es el problema más importante en la Argentina" dijo uno de ellos que trabaja en el sector energético. "Faltó definición sobre qué hará con los bonistas que quedaron fuera del canje", dijo el otro que trabaja en Wall Street.

"Esto estaba todo arreglado", es lo que dijeron otros bajo la sospecha de que las preguntas escritas que respondió la candidata oficial habrían sido filtradas por sus voceros para que no llegaran los temas más urticantes. "Eran light. No puede ser que nadie haya preguntado por las tarifas o por la inflación", dijo otro asistente.

Para el diario La Nación, existió “una filtración deliberada de las preguntas más incómodas de responder” y consignó la opinión del analista para el Cono Sur de Eurasia Group, Daniel Kerner: "Fue una falta de respeto. Su exposición dejó las mismas dudas en el aire que las que había antes del encuentro", se lamentó.

Al comienzo del almuerzo, Susan Segal, la presidenta del Consejo de las Américas explicó que había en cada mesa unas tarjetas donde los invitados podían escribir sus preguntas. Muchos lo hicieron. "En mi mesa hubo tres empresarios que me dijeron que preguntaron sobre la inflación pero Segal no las preguntó" confió a Clarín otro inversor.

Igualmente, otras personas de negocios le dieron crédito a la senadora por haber hablado de los problemas energéticos y haber reafirmado que mantendrá un superávit fiscal alto.

Dejá tu comentario