El hecho trágico se produjo en el balneario Divisadero de esa localidad cuando, según las primeras versiones, el pequeño comenzó a sufrir convulsiones. Ocurrió en la orilla de la playa, lo que provocó que la ambulancia no pudiera ingresar por no tener tracción 4x4.


Un nene correntino de 12 años murió mientras circulaba con un cuatriciclo a 3km del balneario Divisadero, en Cariló. El menor era acompañado por dos amigos, en otros dos vehículos.

Según publica el sitio El Cartero de Pinamar, las primeras versiones indican que le joven había sufrido convulsiones mientras manejaba y cayó a la arena, en una zona plana. El cuatriciclo no mostraba signos de haber sufrido ningún choque.