Juan Carlos, el hombre que prestó los tres caballos que ayudaron a atrapar a Martín Lanatta, se refirió a los dos millones de pesos ofrecidos por el gobierno bonaerense. "Nunca esperé algo a cambio, pero si viene, viene...", dijo.
"Han dicho muchas cosas sobre eso (la recompensa), pero la verdad que nadie me habló. No me llamó nadie de ningún gobierno. Tampoco estoy esperando que lo hagan. Nadie me vino a decir nada, pero también es verdad que se lo merece otro hombre que ayudó antes que yo. El hombre al que el señor Lanatta le pidió agua fue muy valiente. Él fue el que dio aviso. Mis caballos estaban ahí, junto a mi carro y acá la Policía sabe que siempre están a disposición", afirmó el vecino de Cayastá en diálogo con Diario Popular.

En tanto consultado acerca de si cree que merece el premio, opinó: "Y... me lo han dicho mucho. Si viene, viene. Y la voy a aceptar porque sería una falta de respeto decir que no. Mucha gente inteligente me ha dicho que la merezco... y ya no sé que pensar. Yo sólo cumplí con un acto de bien y traté de ayudar a los policías en este caso, porque son criminales peligrosos. Nunca esperé algo a cambio".

Por último, evitó referirse a si la captura podría haberse realizado sin su mediación aunque dijo que la zona es "difícil". "No sé, es imposible pensar eso. Pero es una zona difícil. Eso hay que reconocerlo", concluyó.