Macri advirtió que la falta de una solución para la deuda con los jubilados "no habla bien" de la sociedad argentina ya que "quien no se ocupa de sus abuelos, tiene una falla muy grande".
El presidente Mauricio Macri visitó este sábado un centro de jubilados en la localidad bonaerense de Boulogne y volvió a pedirle al Congreso Nacional que acompañe el Programa Nacional de Reparación Histórica para Jubilados y Pensionados presentado ayer por el Ejecutivo, para así saldar "una deuda histórica".

Embed

El Jefe del Estado advirtió que la falta de una solución para la deuda con los jubilados "no habla bien" de la sociedad argentina ya que "quien no se ocupa de sus abuelos, tiene una falla muy grande".

Recordó además que con el Programa se podrá pagarle "a aquellos jubilados que estaban con tramite de juicio, tengan o no sentencia firme, y ajustar la jubilación para todos aquellos que hoy cobran algo que es inferior a lo que les corresponde".

"Aquellos que se tengan que jubilar a partir de mañana podrán cobrar desde el primer día el haber que les corresponde".

Embed

Subrayó también que a través del proyecto presentado como "sinceramiento fiscal" se invita "a aquellos que más tienen a regularizar su situación" en materia impositiva para "arrancar todos juntos esta nueva etapa poniendo el hombro".

Además explicó que la iniciativa que el Gobierno enviará al Congreso abre el camino para comenzar "a pensar en el futuro y debatir y estudiar un sistema jubilatorio justo, equitativo y sustentable en el tiempo" ya que "lo importante es que este tipo de situaciones no se repitan y que aquellos que han dedicado una vida de amor y de trabajo no vuelvan a quedar en estado de abandono".

Según se consignó en un comunicado de prensa de la Presidencia, en la actividad Macri estuvo acompañado por el intendente de San Isidro, Gustavo Posse.