Cerca de 400 manifestantes que reclamaban frente a las fiscalías de San Isidro la liberación de los 15 trabajadores detenidos esta tarde durante el desalojo de una fábrica recuperada fueron reprimidos por la policía bonaerense con gases y balas de goma.
La movilización convocada desde la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y la Corriente Villera Independiente (CVI), entre otras organizaciones políticas y sociales, había comenzado hace unas horas frente a la comisaría décima de Martínezy se había trasladado hacía las fiscalías de la avenida Centenario al 300 para exigir que la justicia informe en dónde están detenidos los trabajadores y su liberación.

Los manifestantes que reclamaban sobre el acceso de la calle Alsina fueron desalojados por la policía bonaerense con gases y balas de goma, por lo que se trasladaron a la avenida Centenario donde cortaron el tránsito y volvieron a ser desalojados por la fuerza, con un saldo de al menos 5 lesionados de bala de goma, entre ellos el reportero gráfico de la Agencia Télam Raúl Ferrari.

Romina, integrante de la CTEP, afirmó que "diversas organizaciones nos manifestábamos de manera pacífica frente a las fiscalías para pedir la liberación de los 15 trabajadores a los que distribuyeron en distintas comisarías cuando llegó la infantería de la bonaerense y nos desalojó con gases y balas de goma; y cuando nos corrimos hasta la esquina para cortar la avenida Centenario volvieron a reprimirnos".

32770_represion.avi

"Ahora nos estamos reagrupando en la esquina de Centenario y la calle Martín y Omar para volver a pedir la liberación de los trabajadores, esperar la llegada de diputados y referentes sociales y hablar con los medios que se están acercando porque no nos vamos a mover de acá hasta que no tengamos respuestas", añadió.

Al menos 15 trabajadores habían sido detenidos y otros tres resultaron lesionados esta tarde en el desalojo de la planta de la metalúrgica RB, una empresa recuperada en la localidad bonaerense de Martínez.

Sobre esta empresa pesa una orden de desalojo a pesar de que está vigente una orden de expropiación a favor de la cooperativa que la gestiona hace más de 15 años. Fundada en 1958, fue recuperada por sus trabajadores luego del cierre durante la crisis económica de 2001, cuando convinieron con los acreedores un plan de pago para mantener la maquinaria y las fuentes de trabajo.

El miércoles 8 de junio, el magistrado Orlando Abel Díaz, a cargo del Juzgado de Garantías N° 2 de San Isidro, ordenó el desalojo de la empresa, que fue ejecutado esta tarde por la Policía de la Provincia de Buenos Aires y cuestionado por diversas organizaciones políticas que se solidarizaron con el conflicto y denunciaron que fue absolutamente ilegal ya que en el año 2007 la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires sancionó la expropiación de la empresa a favor de sus trabajadores y la ley fue prorrogada en 2012 por otros cinco años, por lo que aún sigue vigente.