Intendente pide "cagar a palos" a delincuentes

"Los derechos humanos me importan una mierda, quiero una ciudad tranquila", aseguró.

"Los derechos humanos me importan una mierda a mí, yo quiero que la ciudad esté tranquila". La ciudad es la santafecina Villa Gobernador Gálvez. El que habló no fue un vecino indignado y exaltado, sino su intendente: el kirchnerista Pedro González, que pidió "cagar a palos" a quienes reincidan al cometer algún delito.


Las al menos polémicas declaraciones de González llegaron después de la detención de dos jóvenes acusados de haber asesinado a un hombre para robarle una moto. "Agarraron a los culpables del robo y homicidio cometido ayer (por el martes). Los detenidos tienen 18 años y frondosos antecedentes, son dos loquitos de la guerra, están hasta las pelotas, espero que los metan 25 años adentro y no les hagan el dos por uno", se exaltó.


 


"Acá es palo y a la bolsa. A los más chicos habrá que darles cultura y encerrarlos a que estudien, y al que estuvo dos o tres veces en cana y sigue con esto hay que hacerlo mierda", consideró González.


 


Adémás, sobre sus métodos para combatir el delitop expresó que "las órdenes son para cumplirlas, a la policía hay que apoyarla". "Esto hay que arreglarlo culturalmente, pero a los que reinciden hay que cagarlos a palos, a trompadas, y después hablarles. A veces hay que enseñar primero con una cachetada", sostuvo.


 


También expresó su idea de que los padres tienen cierto grado de responsabilidad. "Los padres no se pueden desentender de los hijos. Esto de que se ponen en pedo y los hijos hacen lo que se les cante las pelotas, no funciona. Que no se hagan los pelotudos, tienen que poner la clavija ellos y cagarlos a trompadas adentro de la casa. Cada uno tiene que tener un compromiso con la ciudad. Son los primeros culpables de esta situación", señaló en su peculiar modo.


 


González afirmó que el delito bajó en su distrito. "Despacito se termina la falopa y los chorritos en Villa Gobernador Gálvez. El delito ha bajado y en la ciudad habrá no más de diez delincuentes. Ya se va a arreglar todo", prometió.

Dejá tu comentario