Reportero ubicó a la nena de la foto y asegura que no es Maddie

Mundo

Agencias
Por Agencias

La nena que despertó nuevas esperanzas por la posibilidad de encontrar con vida a Madelein McCann, desaparecida hace más de 4 meses, fue hallada por un reportero gráfico de una agencia de noticias internacional, quien la identificó como Bouchra. El hombre descartó que se trate de la pequeña británica desaparecida en Portugal y confirmó la autenticidad de la foto, que había sido tomada por una turista española el 31 de agosto en el norte de Marruecos.

Un fotógrafo de la agencia de noticias AFP confirmó que estuvo con la pequeña y con su familia, con lo que descartó que la niña rubia, que una mujer de aspecto árabe lleva sobre su espalda envuelta en una manta, fuera Madelein.

La pequeña niña es marroquí y se llama Bouchra, tiene casi tres años y es de Zinat, cerca de Tetuán (norte), dijeron sus padres al fotógrafo de la AFP que estuvo hoy con la familia.

Los progenitores mostraron su acta de nacimiento y los documentos que prueban su identidad y filiación.



En tanto, el portavoz de la familia McCann, Clarence Mitchell, había pedido a la prensa que sea "prudente" sobre la fotografía.



En declaraciones a la BBC, Mitchell dijo que Gerry y Kate McCann, padres de la pequeña desaparecida en Portugal el pasado 3 de mayo, no quieren hacer ningún comentario en este momento puesto que la instantánea es analizada por las autoridades.

El portavoz recordó, no obstante, que hubo otros casos de turistas que dijeron haber visto a la menor en Bélgica y Malta, pero esas pistas no dieron al final con el paradero de Madeleine. Según explicó, las autoridades marroquíes habían asegurado a los McCann hace unos meses que si Madeleine estuviese en Marruecos la encontrarían, dada la amplia red policial que tiene el país.

Gerry y Kate McCann insisten en que son inocentes y creen que su hija está aún con vida en algún lugar. Madeleine desapareció de la habitación en la que dormía con sus dos hermanos, de 2 años, en un complejo turístico del Algarve mientras sus padres cenaban en un restaurante del centro vacacional.

En Portugal, las fuerzas del orden han declarado a los padres de Madeleine sospechosos de la desaparición de la niña y creen que la madre la mató accidentalmente con una sobredosis de somníferos y ocultó el cadáver con la ayuda de su marido.

Dejá tu comentario