-

Conocé por dentro cómo está quedando el nuevo Rompehielos Almirante Irízar

01 de noviembre de 2014

Para cuando lograron extinguir las llamas luego de varios días de ardua tarea las instalaciones del Rompehielos Almirante Irízar estaban completamente destruidas en un 80 por ciento. El fuego se había declarado poco después de las 22 del 10 de abril de 2007 en el área de generadores eléctricos cuando el buque navegaba a la altura de Puerto Madryn en su viaje desde Ushuaia hacia Buenos Aires luego de completar la campaña antártica 2006 - 2007.

Siete años después el Ministerio de Defensa de la Nación celebra que la reparación del emblemático navío ya entró en su etapa final y podría volver a la Antártida para la campaña 2015 – 2016. "Hay que valorar las decisiones que se tomaron, hemos decidido repararlo en la Argentina, hemos decidido tomar quizás el camino más difícil, el de repararlo acá, en Tandanor, y frente a la crítica sin sustancia, frente a la crítica malintencionada podemos decir que esta ha sido una de las grandes decisiones del Estado argentino, apostamos por la industria nacional y hoy, la reconstrucción del Irízar, porque esta ha sido una reconstrucción casi total, ya está terminada en un 90%" aseguró días atrás el ministro Agustín Rossi en su recorrida por el buque.

"Lo único que había quedado era la carcasa y ahora vamos a tener un rompehielos completamente nuevo, más moderno, con mayor capacidad de laboratorios, de tripulantes y construido 100% con mano de obra argentina" explicó el ex jefe de la bancada del Frente para la Victoria en Diputados.

Desde que se tomó la decisión de repararlo en el país, el Irízar permanece en los talleres de Tandanor en el Complejo Industrial Naval Argentino. En septiembre de 2009 se firmó el contrato entre Tandanor y la Armada Argentina por 500 millones de pesos. Sólo el rediseño de todo el rompehielos demandó un año de trabajo. Mientras tanto hubo que avanzar en el desguace de lo que había quedado del Irízar.
Tal era la magnitud de la destrucción que el desguace tuvo que realizarse en 12 etapas distintas que, una vez cumplidas en su totalidad permitieron quitar 870 toneladas de acero naval destruido por el incendio.

Embed
Todos los días 400 personas trabajan en la reconstrucción del Irízarque, una vez finalizado habrá demandado 1,2 millón horas hombre de trabajo. El nuevo rompehielos cuadruplicó su capacidad de laboratorios y camarotes, genera energía suficiente para abastecer a una ciudad de 3 mil habitantes y tiene una autonomía de 60 días.

El secretario de Ciencia, Tecnología y Producción para la Defensa, Santiago Rodríguez, explicó ademásque la tarea de reconstrucción "incluye una importante automatización, que redobla los controles de seguridad" y permite al Irizar operar "con una dotación más reducida. Pasamos de 2.000 puntos de control a 5.000, lo que además asegura que todo lo que pase en el rompehielos este bajo control", explicó. El rompehielos tenía "tecnología de los años 70; esta obra permitió renovar muchos equipos que eran a válvula y ahora son electrónicos, mejorando el rendimiento y miniaturizando equipamiento, lo que libera espacio para carga útil. Por ejemplo -detalló-, antes había una sala de control meteorológico que ahora se resuelve con una notebook".

"Todos lo que trabajamos en este proyecto esperamos con ansias el día que el Irizar vuelva a partir hielos antárticos, y eso va a llegar dentro de poco gracias al trabajo de muchas personas que todos los días trabajamos, pensamos y gestionamos para eso", aseguró a su vez el capitán del rompehielos, Diego Sánchez.

Embed
El Irízar en números:

Incendio: destruyó en un 80% del rompehielos

Desguace: se retiraron 870 toneladas de chatarra del navío

Inversión: 500 millones de pesos

Mano de obra: 400 personas trabajan todos los días en la reconstrucción del rompehielos

Trabajo: más de 1,2 millón horas hombre se calcula habrá demandado la obra una vez que esté finalizada.

Laboratorios: se multiplicó por 4 la capacidad de laboratorios abordo, pasó de los 74 m2 antes del incendio a 412 m2 actuales

Combustible: la capacidad de transporte de combustible antártico pasó de 350 m3 a 650 m3

Camas: antes del incendio había 241 frente a las 313 de ahora

Motogeneradores:
7 (4 principales y 3 auxiliares)

Generación de energía: El nuevo Irízar tiene una capacidad instalada de 18 mil Kw, sufiientes para abastecer a una ciudad de 3 mil habitantes.

Cableado: se instalaron 200 mil metros de cables nuevos

Tubería: se instalaron 65 mil metros de tuberías nuevas

Pintura: cuando esté terminado se habrán utilizado 60 toneladas de pintura

Habitabilidad: se reconstruyeron desde cero 160 ambientes

Baños: 147

Mobiliario: El nuevo Irízar tendrá más de 1.500 muebles abordo

Eslora
(largo): 121,3 metros

Manga
(ancho): 25 metros

Calado
: 9,5 metros

Autonomía: 60 días

Velocidad: 17,2 nudos

Desplazamiento de carga: 14.899 toneladas

Plantas potabilizadoras de agua: 1

Construido originalmente en 1979

Temas