El ala dura del macrismo ya no guarda las apariencias y dispara con munición fuerte contra Vidal

Política

La interna del macrismo se sigue recalentando de cara a las elecciones de noviembre próximo y los halcones del PRO apuntan sin disimulo contra Vidal para defender las ambiciones de Bullrich en Ciudad.

Florencia Arietto, ex asesora de Patricia Bullrich en el ministerio de Seguridad de la Nación, sumó un nuevo capítulo a la dura interna que atraviesa el macrismo de cara a las elecciones legislativas que se celebrarán en noviembre próximo. Sin embargo el ala dura del PRO comenzó a dejar de lado las apariencias y ya dispara sin disimulo contra la ex gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal.

"Es una falta de respeto al pueblo bonaerense que quien tuvo la máxima representación ejecutiva tenga dudas donde tiene que presentarse en elecciones, es un desprecio al pueblo innecesario en momentos donde hay que liderar y poner el pecho por ellos" disparó en su cuenta de Twitter Arietto contra Vidal en defensa de los intereses de su madrina política que espera poder encabezar la lista de candidatos a Diputados de Juntos por el Cambio en Ciudad de Buenos Aires.

https://twitter.com/florenciarietto/status/1402613052177104897

Tras la cumbre de la mesa de dirigentes de Juntos por el Cambio que tuvo lugar el martes pasado las "palomas" del PRO volvieron a ubicar a la ex gobernadora bonaerense como cabeza de lista de candidatos en Ciudad con el aval incluso del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta.

Días atrás, había sido la propia Bullrich es criticar a Vidal luego de rechazar la estrategia que impulsa Rodríguez Larreta y advirtió que la indefinición de Vidal "no ayuda".

“Hace un año que estamos discutiendo si Vidal va a ser candidata o no, a esta altura no quiero seguir con ese debate. No ayuda a Juntos por el Cambio. Ella tendrá su decisión, pero nosotros tenemos que avanzar”, aseguró Bullrich en declaraciones radiales.

En tanto, la ex gobernadora respondió que “es un debate de la dirigencia, no de la gente".

Dejá tu comentario