El Gobierno confirmó que trabajará en un proyecto para posponer las PASO

Política

Se llevó a cabo en la cámara baja la primera reunión entre los bloques mayoritarios, a fin de postergar hasta septiembre la realización de las elecciones primarias.

Sergio Massa y Eduardo "Wado" de Pedro tuvieron este jueves la primera reunión con referentes de la oposición, para acordar la postergación de las PASO a septiembre, teniendo en cuenta la situación epidemiológica que sufre el país.

La reunión tuvo lugar en el Salón de Honor de la Cámara de Diputados y por Juntos por el Cambio estuvieron presentes Cristian Ritondo (PRO), Mario Negri (UCR) y Juan Manuel López (Coalición Cívica), todos ellos representantes de la coalición opositora.

Luego del encuentro, De Pedro encabezó una conferencia de prensa, en la que confirmó que el Gobierno empezará a trabajar en un proyecto de ley para posponer las PASO para el 12 de septiembre y las generales para el 14 de noviembre.

"Coincidimos en que la lucha contra la pandemia debe ser una cuestión de Estado", expresó el ministro del Interior, y señaló: "Fue una muy buena reunión, donde trasmitimos la preocupación del presidente Alberto Fernández sobre la situación sanitaria y la predisposición del Gobierno nacional para dialogar de manera amplia para resolver cómo afrontamos la realización de las elecciones en plena la segunda ola de contagios de coronavirus".

Del mismo modo, Eduardo "Wado" De Petro sostuvo que "es necesario dejar las especulaciones de lado en un tema tan serio como lo es la pandemia", e insistió: "La gente necesita que todos actuemos con responsabilidad para afrontar el desafío que todavía tenemos por delante: la pandemia no pasó".

Según se supo, los referentes macristas solicitaron al titular de la Cámara baja y al ministro del Interior que presenten una propuesta formal que permita analizar la posibilidad de posponer la fecha de las PASO, previstas en principio para el 8 de agosto, al menos por 30 días.

Aunque desde la oposición no estarían de acuerdo con la postergación, trascendió que hicieron una contrapropuesta que podría viabilizar el cambio de fecha: implementar el sistema de boleta única de papel como mecanismo electoral; además de contemplar la posibilidad de que no se celebren las primarias donde haya acuerdo sobre las candidaturas.

Sin embargo, tales pedidos opositores no serían tenidos en cuenta por el oficialismo, sino solo aquellos vinculados a evitar la agudización de la segunda ola de coronavirus.

"El mandato del Presidente es discutir temas que tengan que ver con bajar el impacto de la pandemia. No es una reforma electoral lo que estamos planteando, son medidas excepcionales en el marco de la emergencia sanitaria. No se si es el momento para debatir la boleta única", dijo un funcionario con despacho en Casa Rosada a la consulta de Ámbito.com.

Con la postergación de las Primarias se busca evitar la aglomeración de gente en los meses de invierno, y hasta tanto el plan de vacunación alcance al menos a cubrir a toda la población de riesgo. Y no llegar a una reforma electoral.

Pero para lograr ese objetivo el oficialismo necesita consenso político, ya que las leyes electorales se aprueban con mayorías calificadas de 129 votos en Diputados y de 37 en el Senado –la mitad más uno de los miembros de cada cámara–; es decir, un acuerdo previo entre los bloques mayoritarios del Frente de Todos y Juntos por el Cambio.

Dejá tu comentario