Una amenaza de bomba que resultó ser falsa se registró este miércoles en la línea C del subte, cuyo servicio estuvo paralizado poco más de una hora, mientras que la línea D realizó su recorrido sin detenerse en la estación 9 de Julio.
Fuentes policiales informaron a DyN que la denuncia fue recibida en la estación Diagonal Norte de la Línea C, por lo que se suspendió el servicio para permitir que efectivos registren el lugar.

Voceros de Metrovías, en tanto, afirmaron que el servicio de la Línea C, a pedido de la policía, "estuvo interrumpido unos minutos a las 15.02 para que los trenes no se detengan en Diagonal Norte y los de la Línea D, en 9 de Julio".

Embed

"A las 16 llegó el pedido de interrupción de toda la Línea C, mientras que la Línea D siguió con la misma situación", manifestaron, y expresaron que "a las 17.14 se restableció el servicio con normalidad en las dos líneas".

Trabajadores de la Línea C liberaron el martes molinetes entre las 6 y las 11 en la estación Constitución
, en protesta por la "pérdida de 350 puestos de trabajo", a raíz de la instalación de terminales automáticas para recarga de la tarjeta Sube.