Según una encuesta hecha en Gran Bretaña, quienes lograron desconectarse de la Web se sintieron "más productivos". Sin embargo, muchos experimentaron miedo y se sintieron perdidos.
La encuesta realizada entre 2.025 adultos y 500 adolescentes revela que un 34% de los usuarios se tomó de un día al mes para ausentarse de la red. Lo hizo para buscar un mejor equilibrio entre la vida en la Web y fuera de ella.

La dependencia a Internet tiene consecuencias en la vida personal y profesional, lo que lleva a algunos usuarios a buscar tiempo fuera de la red, explica el informe Ofcom Communications Market.

En promedio, un adulto británico pasa 25 horas online durante la semana y el 42% afirma que consulta Internet o "apps" más de 10 veces al día.

Un 59% de los interpelados afirma estar "enganchado" a sus aparatos electrónicos y casi un tercio (34%) admite que es difícil desconectarse.

Además, casi la mitad de los encuestados (49%) reconoce pasar más tiempo online del que planeaban, descuidar las tareas de la casa (48%) y tardar más tiempo en ir a dormir (37%). El 31% también confiesa que le quita tiempo a las relaciones familiares y a las amistades.

Embed

Entre los adolescentes, un cuarto (26%) dice haber llegado tarde a la escuela y un 60% afirma que desatiende los deberes escolares por estar navegando online. Como consecuencia, el 61% declara que sus padres restringieron el tiempo de uso de los aparatos electrónicos.

"Internet revolucionó nuestras vidas para mejor. Pero nuestro love affair con la web no es siempre un viaje tranquilo", explica Jane Rumble, directora de Mercado de Ofcom. "Por eso, millones de nosotros estamos mirando de otra forma el rol de la tecnología en nuestras vidas y vamos hacia una desintoxicación digital para obtener una mejor balance tecnológico", agregó.

De los 15 millones de británicos que intentó desconectarse de la Web, el 44% afirma que lo hicieron para tener más tiempo para otras actividades y el 38%, para relacionarse con amigos y familia.

Como resultado de esta desintoxicación, el 33% de los encuestados declaran haberse sentido más productivos, el 27% lo encontraron liberador y el 25% disfrutaron más del momento .

Sin embargo, todavía un 16% experimentó "miedo a quedarse atrás", el 15% se sintieron "perdidos" y el 14% "distanciados" del resto.