En vísperas de la semifinal de Copa Davis entre Argentina y Gran Bretaña, que se jugará desde este viernes es Glasgow, el capitán albiceleste, Daniel Orsanic, tiene un gran dilema: el lugar que ocupará el ascendente Juan Martín Del Potro en el equipo.
Tras el US Open, el azuleño Federico Delbonis (41º en el escalafón) quedó primero entre los cuatro integrantes del equipo, el bahiense Guido Pella (46º) segundo, Del Potro (64º, tras ascender 78 lugares) tercero y Leonardo Mayer (114º), cuarto.

A partir de esto, se presenta el gran problema para Orsanic: cuándo hacer jugar a Del Potro frente a Andy Murray. El capitán deberá decidir si opta por poner el primer día a Del Potro ante Murray o hace jugar a Mayer, con lo cual el tandilense enfrentará a Daniel Evans, supuestamente el segundo singlista británico.

Otra opción es que Del Potro juegue el domingo, especulando con que Delbonis o Pella ganen el punto a Evans y llevarán el pleito al tercer día. Se da por hecho que Del Potro y Mayer jugarán el dobles ante los hermanos Andy y Jamie Murray.

"No hablamos sobre la formación aún. El capitán tendrá que hacer un trabajo muy fino, muy estratégico. Sabemos que él piensa bien las cosas y se toma su tiempo para armar el equipo", expresó Pella.

Embed
Como suele suceder en cada ocasión que la Argentina debe jugar en condición de visitante, la cancha vuelve a ser uno de los temas a atender. "La superficie es perfecta, sin uniones visibles ni desniveles. Es una muy buena cancha. No es muy rápida, pero no sabemos en el estado el que va a llegar a la serie. Va a usarse durante la semana para los entrenamientos, diez horas por día. El desgaste de la superficie podría ponerla más veloz", explicó Sebastián Gutiérrez, asistente técnico.

La semifinal entre argentinos y británicos se llevará a cabo del viernes al domingo próximo. La primera y la última jornada se iniciarán a las 9, y el sábado, cuando se lleve a cabo el dobles, a las 10.