Una nena de 12 años murió de un disparo accidental de escopeta efectuado por otro chico de la misma edad en Santa Rosa de Calchines, Santa Fe.
Según voceros de la Unidad Regional VII de policía, el presunto accidente ocurrió en la tarde del martes cuando Georgina Magalí Vega recibió un disparo en la cara, que le causó la muerte en forma inmediata, cuando un amigo de su misma edad manipulaba un arma de su papá. El episodio quedó filmado ya que los menores estaban transmitiendo todo vía Facebook Live.

Ambos adolescentes estaban en una vivienda del barrio Malvinas Argentinas, en el acceso norte a esa localidad del departamento Garay, situada a unos 40 kilómetros de la ciudad de Santa Fe, habitada por pescadores y trabajadores rurales, por lo que no es extraño que en las casas haya una escopeta, porque también es zona de caza.

Personas que residen en la zona escucharon la detonación y salieron a la vereda para saber lo que estaba pasando. Allí, se chocaron con otros dos chicos que habían salido de la vivienda cuando se produjo el disparo, y vieron al niño que había manipulado la escopeta cuando se escapaba corriendo.

Luego, los vecinos avisaron a efectivos de la Comisaría 3ª de Santa Rosa de Calchines que llegaron hasta la vivienda y se encontraron con la nena inmóvil en medio de un charco de sangre. El médico forense constató la muerte de Vega.

La Justicia de Menores, con asiento en la ciudad de San Javier, dispuso la intervención de la Policía de Investigaciones (PDI), aunque en principio la única hipótesis es la de muerte accidental.