Diez frases escalofriantes de la denuncia contra Sebastián Villa

Deportes

El jugador de Boca fue denunciado una vez más por violencia de género y tentativa de homicidio.

Una joven denunció este viernes que el futbolista de Boca Sebastián Villa abusó sexualmente de ella e intentó ahorcarla mientras la sometía en su casa de un barrio privado de la zona de Canning, tras lo cual le ofreció 5000 dólares para evitar que realizara la denuncia, según confirmó su abogado y fuentes judiciales.

De acuerdo con el escrito, que fue presentado ante la Justicia, la joven relató que el hecho ocurrió el 26 de junio del 2021 y como consecuencia del ataque debió ser asistida en el Hospital Penna de Buenos Aires, pero que no realizó la denuncia a pesar de la recomendación de los médicos que la atendieron porque en ese momento se encontraba en estado de shock, padecía "miedo" y estaba "paralizaba".

Esta es la segunda denuncia que recibe el futbolista y goleador xeneize, ya que está a la espera del juicio oral en la causa que lo investiga por violencia de género contra su expareja Daniela Cortés, también colombiana, quien en abril del 2020 lo denunció tras haber sido amenazada y golpeada.

sebastian villa6.jpg

DIEZ FRASES ESCALOFRIANTES DE LA DENUNCIA CONTRA SEBASTIÁN VILLA

  • "Él me estaba acariciando en la cara, cuando de repente se pone violento, me aprieta con fuerza la mandíbula y la nuca, me pega una cachetada y me dice: «¿te gustaron mis compañeros?»".

  • "Comienza a acariciarme el pelo, me seca las lágrimas y me empieza a besar, pero acto seguido me aprieta de vuelta la mandíbula con mucha fuerza, impidiéndome respirar por muchos segundos. Logré zafarme de esa situación y me muerde de manera violenta los labios. En esos momentos pensé que pretendía matarme".

  • "Me encontraba sentada casi en la esquina de la cama, Sebastián viene, se para frente a mí, me agarra de nuevo fuerte de la mandíbula, me tira de los pelos y comienza a levantarme. Termina sentado en la cama y yo semiparada, teniendo en cuenta que al querer irme, él logro agarrarme una pierna, apretando muy fuerte por sobre el pantalón. Él parecía estar disfrutando la situación, jugaba con la intensidad de su fuerza, mientras me decía que «deje la bobada» y que no me vaya".

  • " Me abusó casi sin dejarme respirar, dado que entre gritos y llantos me fui quedando sin aire".

  • " El abusador solo intentaba manipularme, acomodándome el pelo, refiriéndome de manera constante que él me quería, que me calme, que no podía salir en ese estado de la habitación, el absolutamente convencido de que yo estaba enamorada de él, me decía “vamos a seguir viéndonos”, “la quiero mi reina”, “cálmese”".

  • Después de que Villa me abusó sexualmente, me entero que se había apersonado personal policial por solicitud de un vecino cercano y que tuvo que arreglarlo de alguna forma en la cual desconozco.

  • "Durante todo este tiempo yo hablaba con Sebastián. Su amigo y mano derecha Félix me solicitaba que no haga nada, que no de nombres, que no hacía falta denunciar. No obstante, yo necesitaba atenderme y la doctora me explicó que aunque sea mi pareja los síntomas son compatibles con un abuso sexual. Abajo había dos efectivos de la policía para ir a hacer la denuncia".

  • "La ginecóloga que me atendía intuyendo que mis daños habrían sido producto de un abuso, me solicitó que haga la denuncia y yo recibía constantemente mensajes de Félix que me vaya y que no lo nombre a Sebastián Villa. La realidad es que en el estado en que me encontraba no podía ni hablar con la profesional y me fui llorando sin hacer denuncia alguna ya que como bien dije no me encontraba en condiciones físicas ni emocionales para realizar la misma, dado que aún tenía un miedo que me paralizaba".

  • "Entonces como vio que no lo estaba perdonando, Sebastián me comenzó a decir que con cuánta plata se resuelve. Me ofreció 5.000 dólares".

  • "Posteriormente, me llama Félix y me decía que tenía algo para mí, nos vimos en un bar y es ahí que me junto con Félix, quien agarra mi celular y me borra toda la información, pero por suerte yo le había reenviado todo a mi amiga y a mi hermano".

Embed

Dejá tu comentario