Un preso político argentino se escapó de Venezuela con su familia

18 de marzo de 2018

Se trata del abogado Marcelo Crovato, quien padece una grave enfermedad y cumplía prisión domiciliaria. Cruzó a Colombia.

Marcelo Crovato, el argentino detenido en Venezuela por razones políticas, logró escapar el viernes de su casa en Caracas, donde permanecía en arresto domiciliario. El abogado de 50 años cruzó la frontera hacia Colombia junto a su pareja, Elly Arrellano, y sus dos hijos.

Marcelo Crovato (1).jpg
 Marcelo Crovato fue detenido en Caracas. Perdió 30 kilos y su salud es delicada.
Marcelo Crovato fue detenido en Caracas. Perdió 30 kilos y su salud es delicada.

Crovato confirmó la noticia de su escape en las redes sociales, donde respondió un mensaje de respaldo de Cornelia Schmidt, diputada nacional del PRO, quien en febrero pasado pidió por su libertad ante el embajador venezolano en Argentina, Carlos Martínez Mendoza.

“¡Una gran alegría que junto a tu familia puedas respirar aires de libertad!”, le escribió la legisladora en Twitter, a lo que él respondió: “Cuando crucé lo primero que hice fue voltear hacia Venezuela, renovar la promesa y saludar con la seña Scout, comprometido a servir a la Patria. Mi promesa está viva, Scout por un día y para siempre como me enseñaste. SIEMPRE LISTO”, afirmó el hombre.

Embed

El abogado, de madre argentina y padre venezolano, fue detenido en abril de 2014 después de atender un pedido de auxilio de un vecino venezolano cuya casa estaba siendo allanada por agentes del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas.

Sobre Crovato confluyeron tres arbitrariedades que rozan el esperpento: fue detenido por defender, como abogado, a unos clientes; jamás fue juzgado, a pesar de los cuatro años transcurridos, y contra él se aplicó la figura del "patriota cooperante", una especie de testigo protegido revolucionario que nadie conoce y en el que nadie cree, pero que los jueces chavistas usan como "prueba madre" en algunos juicios.

Marcelo Crovato.jpg
Marcelo Crovato se reencontró con algunos de sus familiares.
Marcelo Crovato se reencontró con algunos de sus familiares.

Primero fue alojado en un calabozo de la Brigada de Acciones Especiales (BAE) en San Agustín del Sur, y después en la Cárcel de Yare III, con delincuentes comunes acusados por homicidio, secuestro, extorsión o estafa.

Luego de tres años y debido al deterioro de su salud por una grave enfermedad le otorgaron la prisión domiciliaria, pero según transmitió él y su familia a miembros del Congreso argentino necesita medicamentos en forma urgente.

Temas