La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, dijo que si bien no se pueden aumentar los impuestos en su distrito, sí se pueden optimizar gastos, "como la reducción del gasto político".
"Es cierto, hace dos años se hizo una reforma tributaria con una enorme presión sobre la gente, con lo cual no preveo ajustes que vayan más allá de cómo avance la inflación. No hay más margen para aumentar impuestos. Pero también creo que hay un espacio para optimizar gastos, como la reducción del gasto político", opinó Vidal en diálogo con el diario La Nación.

En tanto, consultada sobre el tipo de gasto político que se reduciría, señaló que se refiere a "los recursos que se destinan a cargos políticos, entre asesores y funcionarios".

"Creo que se puede hacer un equipo más chico, más funcional, y que esté comprometido todos los días con la tarea. También se puede trabajar mucho en los precios que paga la provincia, en gran parte determinados por la deuda con los proveedores y lo que el Estado tarda en pagar", señaló la gobernadora bonaerense.

Además, prosiguió: "Creo, además, que esta provincia tiene una oportunidad con un nuevo escenario macroeconómico de salir a tomar deuda de organismos internacionales, a tasas bajas y para infraestructura. Como dije ayer, seguramente en mi gestión se van a iniciar obras contra las inundaciones que no se van a terminar en estos cuatro años", agregó.

Por otro lado, dijo que recibirá "una ayuda extraordinaria del gobierno nacional para pagar sueldos y aguinaldos de alrededor de 10.000 millones de pesos".

"Vamos a mandar a la Legislatura un paquete de leyes muy importantes para la gobernabilidad de la provincia. Ya se aprobó ayer (por el jueves) la nueva ley de ministerios, que reduce el número de secretarías. Nosotros entendemos que hay que reducir el gasto político de la provincia en cantidad de cargos y, también, en directorios, y vamos a seguir trabajando en eso", concluyó.