El Gobierno acercará bolsones para que puedan celebrar las Fiestas y les dará 6 mil pesos. Los empleados definirán en asamblea si levantan el piquete. "Esperamos que la ayuda sea como nos dijeron", señaló el delegado de los trabajadores. "Haremos todos los esfuerzos posibles para encontrar una situación de paz", remarcó el ministro.
Tras el encuentro con los delegados de Cresta Roja, el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, aseguró este martes por la noche que analizaron con los representantes la quiebra de la compañía dictada por la Justicia y precisó que los empleados recibirán una ayuda de 6.000 pesos a partir de enero, con lo que podría levantarse la protesta en la autopista Riccheri. "Este gobierno no abandonará a los trabajadores", subrayó el ministro.
Triaca dijo que este miércoles concurrirán al Juzgado para analizar el fallo y reveló que hubo compañías que se "acercaron" pero "no aún hay ofertas concretas" para quedarse con la avícola. "Estamos del lado de los trabajadores", insistió.

"La jueza decretó la quiebra, establece una serie de medidas a las que les daremos cumplimiento", aseguró Triaca en declaraciones a los medios al finalizar la reunión con los representantes de los trabajadores, y enfatizó: "Hay un compromiso político del Gobierno nacional y el Gobierno provincial de ayudar en el conflicto. Entendemos que es una circunstancia de mucho sufrimiento para los trabajadores".

cresta roja (1).avi
El delegado Christian Villalba sostuvo que el encuentro fue "favorable" y dio a entender que podría levantar la protesta sobre la autopista Riccheri, que será votada esta noche durante una asamblea.

"Ahora les comunicaremos (lo sucedido en la reunión) a los compañeros. Estamos predispuestos, esperamos que la ayuda del Gobierno sea como nos dijeron. Se comprometieron a buscar un nuevo comprador para la empresa", explicó Villalba.

Y resaltó: "Creíamos que íbamos a tener otra respuesta, pero ahora empezamos un nuevo camino y creemos que es el correspondiente".