El ex militar Silvio Guillermo Martinero confesó que disparó en cinco oportunidades pero aseguró que en ningún momento advirtió que había impactado en la víctima.
El abogado y ex militar Silvio Guillermo Martinero, acusado de matar a un cerrajero en el microcentro porteño confesó este miércoles que disparó en cinco oportunidades pero que en ningún momento advirtió que había impactado en la víctima. Dijo que fue asaltado y reaccionó disparando.

Así lo declaró en indagatoria ante el juez Luis Zelaya y el fiscal Jorge Ballestrero.

El ex militar Martinero explicó que fue abordado por "uno o dos masculinos" que se desplazaban en una moto, que uno de ellos le quitó un maletín con dinero y le disparó "con un arma de grueso calibre", pero el impacto no salió del arma.

Ante ello, corrió hacia la moto que lo estaba esperando y él reaccionó, disparando en cinco oportunidades, una de las cuales causó la muerte del cerrajero, Daniel de Negris Rodao.

En la filmación de las cámaras de seguridad se observa cuando el abogado pasa junto al cadáver del cerrajero sin detenerse. Sobre eso dijo que no asoció que hubiera una persona tirada en la calle con los disparos de su arma, explicaron las fuentes.

El juez Zelaya le exhibió los videos y le pidió que confeccionara un plano del lugar, pero el dibujo que efectuó el acusado no coincidió con el escenario en que se produjeron los hechos.

El abogado de Martinero, Leonardo Rombolá, no pidió la excarcelación, por lo que el acusado seguirá detenido hasta que el juez resuelva su situación procesal.