Los trabajadores nucleados en la Asociación Judicial Bonaerense y los profesionales de la salud agrupados en la Cicop mantienen la medida de fuerza que iniciaron este miércoles. Gremialistas detallaron sus reclamos por Radio 10.
Los trabajadores nucleados en la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y los profesionales de la salud nucleados en la Cicop mantienen la medida de fuerza que iniciaron el miércoles y se extenderá hasta este viernes en los tribunales y hospitales bonaerenses.
Embed
Los judiciales reclaman que el gobierno provincial aumente la oferta del 16,7 por ciento hasta junio ya rechazada en el marco de las negociaciones paritarias, aunque voceros del Poder Ejecutivo aclararon que no habrá nuevos incrementos y que se avanzará en su intención de liquidar esa suba por decreto.
Los médicos también dispusieron un paro de tres días en los 80 hospitales bonaerenses, municipales y centros de salud con "actos, abrazos simbólicos y consultorios en la calle, entre otras medidas", expresaron en un comunicado.
Embed
El presidente del Cicop, Fernando Corsiglia, explicó que el gobierno ofreció mejorar de 15 a 16 por ciento la suba salarial rechazada, aunque la cifra continúa siendo considerada "insuficiente" por el sindicato.
En diálogo con Radio 10, afirmó: "Es la décima semana de conflicto y de medidas, esta semana tenemos 72 horas, empezó ayer, continúa hoy y cerrará mañana con la movilización sindical. Hoy concentramos en La Plata. Tenemos una situación muy problemática en el sistema de salud, del que el gobierno parece no dar cuenta".
"Lo discutimos en enero y decidimos plantear aumento salarial del 40, retroactivo a enero y sin cuotas. El gobierno quiere hacer una propuesta semestral, no tenemos controversias, pero sí tenemos problema con el monto", agregó.
En tanto, Pablo Abramovich de la AJB explicó también a Radio 10: "Nuestros reclamos son muy parecidos al del resto de los estatales. Mantener poder adquisitivo del año pasado. Es una provincia que paga los peores sueldos del país". Aclaró que los judiciales reclaman el 45 por ciento para "mantener el poder adquisitivo".