Los vecinos escucharon el llanto de los animales, que estaban a cargo de una mujer que quedó imputada por el maltrato. En un allanamiento, encontraron a los perritos en pésimas condiciones y los llevaron a un refugio.
Un total de 47 perros, entre ellos dos hembras con cinco crías cada una, fueron rescatados el lunes de una vivienda del barrio porteño de La Paternal donde permanecían en condiciones de hacinamiento. Fueron trasladados a un refugio para resguardo.
La Fiscalía de la Ciudad informó que el procedimiento se realizó en la calle Gavilán al 2600, donde los animales convivían hacinados y en condiciones de insalubridad.
"Los animales se encontraban en situación de hacinamiento en el interior de una vivienda, la cual estaba en condiciones no habitables debido a la acumulación de materia fecal y basura en general", precisó.
perros paternal.jpg
Asimismo, reportó que los animales debieron "ser rescatados y trasladados a un refugio para su resguardo por indicaciones de los veterinarios".
El Ministerio Público Fiscal porteño detalló en un comunicado que entre los 47 perros rescatados había dos hembras con cinco crías cada una. En la causa, que se instruyó tras las denuncias de los vecinos, quedó imputada una mujer mayor de edad, que era la responsable del lugar.
perros paternal 4.jpg
La medida fue dispuesta por el fiscal Blas Matías Michienzi, a cargo de la Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental de la Fiscalía, y la orden de allanamiento la otorgó la jueza Alejandra Dotti a cargo del Juzgado 27 de la Ciudad de Buenos Aires.
La causa se llevó adelante en el marco de la Ley 14.346, que penaliza los actos de crueldad contra animales.
El procedimiento fue llevado a cabo por el personal del Area de Investigaciones Delictivas de la Policía Metropolitana, junto con la División Canes de la Policía Federal Argentina.
perros paternal 2.jpg
En el operativo intervinieron, además, profesionales de la Gerencia de Protección Animal de la Agencia de Protección Ambiental (APRA) y del Ente de Higiene Urbana porteño.
A raíz de la denuncia efectuada por los vecinos del lugar, quienes advirtieron sobre los ladridos y llantos de los animales, se realizó el procedimiento y finalmente se dispuso el traslado de los animales a un refugio para su recuperación.