El ex juez cargó con dureza contra Elisa Carrió a quien calificó como "denunciadora serial" y destacó la figura del ministro de Justicia, Germán Garavano. Aseguró que no podía mantener "la tranquilidad de espíritu necesaria para trabajar con 20 pedidos de juicio político por día".
El ex juez federal Norberto Oyarbide negó este miércoles haber recibido presiones por parte del gobierno nacional para modificar fallos y desmintió la existencia de un video comprometedor por medio del cual, bajo la amenaza de hacerlo público, lo habrían presionado.

"Al señor Marcos Peña no lo conozco. Y eso del video es falso de aquí a la China, eso de que me precionaron para que cambie veredictos. Si ellos dicen que tienen algo grabado, que lo muestren" disparó el ahora jubilado magistrado en diálogo con Radio 10 e insistió con vehemencia: "Que lo muestren, si tienen pelotas, que lo muestren".

Oyarbide destacó la figura del ministro de Justicia, Germán Garavano, con quien dijo haber manenido "un trato absolutamenet magistral" al tiempo que cargó contra la diputada Elisa Carrió, a quien acusó de ser una "denunciadora serial".

NORBERTO OYARBIDE en Radio 10.mp3
"El Consejo de la Magistratura no cumple con su propósito que es cuidar a los magistrados. Al recibir las denuncias de la denunciadora número 1 en contra de mi persona que es la señora Carrió, denuncias que ahora ya están todas archivadas, yo no puedo tener la tranquilidad de espíritu que se necesita para trabajar. Imaginate cómo puedo trabajar cuando tengo 20 pedidos de juicio político por día. No podés trabajar así, no podés tener la tranquilidad de espíritu que se requiere si te presionan de esa manera todo el tiempo".

En abril pasado Oyarbide presentó su renuncia y el pedido de jubilación al ministro Garavano para evitar el inicio de juicio político. Su alejamiento fue aprobado días más tarde por el presidente Mauricio Macri.

Embed