Stephen Curry es sin dudas el hombre del momento en la NBA. Guía y líder del campeón Golden State, que está jugando una nueva final frente a Cleveland (ganó el primer partido de la serie), el jugador de 28 años se haga ganado un lugar entre los grandes.
Pero lejos de perder su humildad, el base de los Warriors demuestra, cada vez que puede, que también es humano. Y uno de los que saca a relucir esa faceta en el estadounidense es el argentino Lionel Messi, a quien admira y se encarga de aclararlo cada vez que le preguntan por él.

Algo así sucedió durante una rueda de prensa en la que aseguró que tiene ganas de que el rosarino, que se encuentra en San Francisco junto a la Selección argentina para disputar la Copa América, aproveche esa cercanía y pueda ir a ver un partido de su equipo.

Embed
"Me encantaría que Messi venga a ver un partido de los Warriors", manifestó Curry, que además agrega que también quiere "verlo jugar en persona, ya que nunca pude hacerlo".

Cabe recordar que ambos ídolos ya se habían "tirado flores" en varias oportunidades. Por ejemplo, Curry le envió su camiseta con el Nº30 para festejar que el rosarino llegó a los 30 millones de seguidores, mientras que el 10 le devolvió la gentileza cuando el basquetbolista trepó a los 10 millones.