El Presidente condenó la violencia ejercida por parte de una patota que destrozó las instalaciones del diario y de radio América. Además, se refirió a la actuación de la Justicia en el caso.
El presidente Mauricio Macri condenó el ataque de una patota contra trabajadores del diario Tiempo Argentino y radio América, aunque también advirtió que "nadie tiene derecho a usurpar lo que no es de uno".

"Todo eso está lejos de la Argentina que queremos. Pero me alegra que la Justicia esté interviniendo, como también intervino antes para pedir el desalojo del edificio. O sea, está mal cualquier tipo de usurpación", señaló.

Embed
En una entrevista concedida a los diarios Clarín y La Nación en Berlín, en el marco de su gira por el exterior, Macri añadió: "Me parece peor todavía con el ejercicio de la violencia, pero claramente nadie tiene derecho a usurpar lo que no es de uno".

El ataque se produjo el lunes a la madrugada, cuando un grupo de encapuchados entró con navajas al edificio, ubicado en Amenábar 23, adonde echó a los trabajadores que se encontraban en las instalaciones del edificio del barrio de Palermo.

Ese día, los agresores tapiaron las ventanas y puertas, al tiempo que destrozaron el lugar, las herramientas de trabajo y documentación de la cooperativa "Por más Tiempo".

Los trabajadores denunciaron que el ataque fue comandado por el empresario Mariano Martínez Rojas, supuesto dueño de ambos medios, quien fue imputado por la Justicia.