Pocas veces habrá merecido más un descanso el portugués Cristiano Ronaldo, que luego de una gran temporada en el Real Madrid, guió a su Selección a quedarse con la Eurocopa 2016, el primer título continental de toda su historia.
Lo cierto es que, con el corazón contento, el siempre marketinero CR7 decidió alquilar un yate por el Mediterráneo para disfrutar de la tranquilidad e intimidad de su familia y amigos

Con su madre, con amigos y con varias bellas mujeres, el portugués pasó varios días dando vueltas por las aguas, cerca de la paradisíaca isla de Formentera.

Cristiano se lo pasa pipa con sus amigos en Formentera.mp4
El Merengue le dará licencia a Ronaldo para que, además de descansar tras el trajín, pueda recuperarse de la lesión en la rodilla que lo marginó de la final de la Eurocopa ante Francia. De esta forma, la estrella se perderá la final de la Supercopa de Europa, que se jugará el 9 de agosto en Noruega frente al Sevilla.