Los gremios docentes reclaman la urgente reapertura de la discusión paritaria ante la disparada de la inflación. "No estamos reclamando un aumento sino no perder poder adquisitivo" aseguró Baradel quien advirtió además que los salarios docentes estpán hasta un 15% por debajo de la inflación.
Los gremios docentes con representación nacional cumplieron este miércoles un paro en reclamo de la reapertura de paritarias, al que evaluaron como "contundente y masivo", y advirtieron que el conflicto puede profundizarse si el gobierno no escucha sus demandas de una recomposición salarial.

En tanto, el ministro de Educación, Esteban Bullrich, dijo que la huelga fue "lamentable" y consideró que la medida de fuerza "no está justificada en lo salarial", porque los maestros llegarán a recibir en enero un incremento de "casi el 50 por ciento". "Se van a profundizar los conflictos que existen si no se toman en serio los debates que se están dando en el marco de un contexto muy complejo", sostuvo la jefa de Ctera, Sonia Alesso, ante la negativa de las autoridades nacionales a reabrir paritarias para debatir incrementos salariales.

El secretario general de Suteba, Roberto Baradel, coincidió en advertir que puede haber nuevas medidas de fuerza si el gobierno "no escucha" el reclamo de los maestros. "No estamos reclamando un aumento, que correspondería, sino no perder poder adquisitivo" afirmó, y agregó: "Hoy estamos entre un 12 y un 15 por ciento por debajo de la inflación".

Ctera aseguró en un comunicado que fue "contundente y masivo" el paro convocado junto con UDA, CEA, Sadop y Amet, además de los gremios universitarios Conadu y Conadu Histórica, en reclamo de la reapertura "urgente" de la paritaria federal y aumentos salariales, entre otras demandas.

Embed
Los gremios docentes estimaron que la medida de fuerza tuvo una adhesión del más del 90% en todo el país, mientras el gobierno dijo que el acatamiento fue "dispar" y rondó el 50%.

Ctera detalló que, según el relevamiento hecho en las provincias, la huelga docente tuvo un nivel de acatamiento alto en Buenos Aires, Santa Fe, Río Negro, San Juan, Catamarca, Misiones, La Rioja, La Pampa, San Luis, San Juan y Formosa, mientras que en Mendoza, Chubut y Corrientes se registró una adhesión menor.

Suteba y FEB evaluaron que el 90% de las escuelas bonaerenses adhirieron al paro nacional, y Alesso, titular del gremio Amsafe, dijo que el acatamiento en Santa Fe tuvo un porcentaje similar al que se registró en Buenos Aires.

En Córdoba, los gremios Uepc y Sadop sostuvieron que el acatamiento al paro docente fue del 90% en esa provincia y alcanzó al 95% en la capital, donde hubo una movilización hacia el Centro Cívico en reclamo de reapertura de paritarias.

Embed
Los gremios docentes catamarqueños Uda, Ateca, Suteca y Sidca y de la Universidad Nacional de Catamarca adhirieron al paro nacional, en una jornada de protesta que tuvo un ausentismo de maestros y alumnos superior al 90% por ciento.

Los docentes santiagueños nucleados en Cisadems también adhirieron al paro nacional y se manifestaron en el centro de la capital contra la intervención del Consejo General de Educación de la provincia.

El ministro Bullrich dijo en San Luis, donde participó de la reunión del Consejo Federal de Educación, que en esa provincia no hubo "prácticamente" paro docente.

En Jujuy, gremios docentes y estatales se movilizaron en la capital provincial para exigirle al gobernador que llame a discutir salarios y termine con los "aprietes y persecuciones a los trabajadores en lucha".