Tenía 16 años y cursaba el quinto año en la Escuela Media N° 3 de Mar del Plata. Ricotera, amante de los animales y apasionada por el arte, su vida se truncó de una forma brutalmente salvaje: fue violada, drogada y empalada hasta la muerte. Este miércoles hay paro y movilizaciones en todo el país contra los femicidios y violencia de género.
Lucía tenía 16 años. Todavía era una adolescente. En marzo de este año su papá le cumplió uno de sus sueños. Juntos viajaron a Tandil para ver al Indio Solari, su mayor ídolo. Lucía era una adolescente con muchos sueños por cumplir, todavía.

Cursaba el anteúltimo año del secundario en la Escuela Media N°3 de Mar del Plata. Todavía no tenía muy en claro que iba a estudiar cuando se recibiera pero seguro iba a estar relacionado con animales o con el arte. Sus dos grandes pasiones, además de la música.

lucia-perez2.jpg
Lucía Pérez<br>
Lucía Pérez
Como cualquier adolescente, Lucía transgredía normas. Así lo hizo el sábado 8 de octubre cuando fue a la casa de quien es hoy uno de los acusados del crimen a buscar marihuana. Allí la drogaron, la torturaron, la violaron y mataron de forma brutal: la empalaron hasta la muerte. Murió de dolor. Tanto dolor, que le provocó un paro cardíaco.

Matías Farías y Juan Pablo Offidani están acusados y detenidos por el crimen, a pesar de haber querido ocultar su participación. Sus homicidas lavaron su cuerpo y le cambiaron la ropa para dejar su cuerpo en un centro de salud donde dijeron que había perdido el conocimiento por una sobredosis.

Embed
En las últimas horas, la policía logró dar con un tercer sospechoso, Alberto Masiel, de 61 años, que sería un encubridor.

La brutalidad con que fue asesinada Lucía causó tal conmoción social, que cientos de organizaciones de derechos humanos y feministas convocaron a un paro nacional con movilización hacia distintos puntos del país, para exigir el fin de la violencia contra las mujeres. La convocatoria principal será a las 17 hs para hacer una movilización desde el Obelisco hasta Plaza de Mayo.