El presidente de Vélez se refirió, en diálogo con el programa Guetap, por Vorterix, a la fuerte discusión que protagonizó en la noche del miércoles en las oficinas de AFA. "Empujé una silla pero no hubo golpes", admitió.
"No hubo golpes. Tengo 72 años y no puedo agarrarme a piñas. Era un reclamo que le pertenece a los socios de Vélez", detalló el dirigente, quien estuvo en boca de todos en la sede de la calle Viamonte tras su entredicho con Javier Medín, integrante de la Comisión Normalizadora.

Raul Gamez en Guetap
Todo se originó cuando el mandatario quiso reunirse con Medín, pero su secretaria le dijo que debía esperar porque tenía otra reunión. Pasada la hora y media, Gámez estalló en furia y todo fue caos por algunos minutos.

"Nadie jode con la plata de Vélez", fueron las palabras que, a los gritos, vociferó Gámez, quien en su juventud era un hincha caracterizado del Fortín. Incluso se lo recuerda en una foto en la que está peleando con los peligrosos "Hooligans" ingleses en en el Mundial de México '86.

"En AFA voy a seguir discutiendo, se van a aclarar las cosas", avisó el dirigente, quien históricamente fue un férreo opositor de la gestión del fallecido mandamás de la AFA, Julio Grondona.