Luego de la derrota del Fortín ante Talleres en el José Amalfitani, el paraguayo Blas Cáceres relató el indignante hecho que sufrió a manos de integrantes de la barra brava del club de Liniers.
Vélez cayó ante Talleres la octava fecha del campeonato en el estadio José Amalfitani, volvió a sufrir una derrota en condición de local y sus hinchas estallaron. Luego de la finalización del partido, la barra del club de Liniers agredió a los jugadores. El paraguayo Blas Cáceres relató el indignante hecho.

"Los hinchas estaban calientes por el tema del partido, pero no es la forma de reaccionar", aseguró el mediocampista paraguayo, en declaraciones televisivas.

"Estaba con mi familia y mi nena adentro del auto. Empezaron a golpear, me lo abollaron todo, pero es lo de menos... Me preocupa el susto que se pegó mi nena. Se quedó llorando", continuó relatando Cáceres. Y cerró: "Gracias a Dios no pasó a mayores".