La empresa taiwanesa prepara juegos para realidad virtual que pueden ser utilizados con sus equipos y confía en que su difusión en centros públicos de ocio sirva para promocionar sus gafas de realidad virtual Vive, señaló el diario isleño Taipei Times.
El programa empezará en Taiwán y China y luego se extenderá a Estados Unidos y Europa, si bien no se precisó una fecha más concreta.

HTC espera que su programa de salas de videojuegos Viveport se extienda por cafés internet, teatros y centros de realidad virtual, con una oferta de juegos y experiencias a precios asequibles al gran público.

Embed
En Taiwán, HTC abrió la semana pasada un centro de realidad virtual llamado Viveland en Taipei, dónde el público puede probar los productos sin necesidad de comprarlos antes, con un coste que va de los cinco a los trece dólares estadounidenses.

Este mismo año, HTC estableció un acuerdo con cadenas de cafés internet en China, que puede servir para difundir el uso de la realidad virtual en ese país.

La taiwanesa, que hasta la fecha se centraba en el desarrollo y fabricación de teléfonos móviles, competirá en ese sector con otros fabricantes de gafas de realidad virtual, en un mercado aún pequeño.