La cifra de heridos es de 59. El autor del ataque murió en el lugar al hacer detonar un artefacto de fabricación casera. La artista se mostró conmovida. Es el ataque más grande en el Reino Unido desde el 7-J de 2005. Entre las víctimas fatales había varios niños.
Un terrorista suicida provocó la muerte de 22 personas, entre ellas niños, al hacer explotar un artefacto de fabricación casera junto al estadio Manchester Arena, informó la Policía de esa ciudad del norte de Inglaterra.

En el ataque -ocurrido sobre las 21.35 hora local al término de un concierto de la cantante estadounidense Ariana Grande-, 59 personas resultaron con heridas de diversa consideración, precisó el jefe de Policía de Manchester, Ian Hopkins.

Manchester Arena Ariana Grande.mp4

"Puedo confirmar que hay niños entre los fallecidos", indicó Hopkins en rueda de prensa.

El agente policial informó de que se trata de una investigación en marcha que busca establecer si el responsable del ataque "actuó solo o como parte de una red" terrorista.

"El autor, puedo confirmar, murió en el Arena. Creemos que el atacante llevaba un artefacto explosivo improvisado que él detonó, causando esta atrocidad", explicó Hopkins.

Ariana Grande explosión


"Las familias y muchos jóvenes estaban disfrutando de un concierto en el Manchester Arena y perdieron la vida. Nuestros pensamientos están con las 22 víctimas que sabemos que han muerto, las 59 personas que resultaron heridas y sus seres queridos", dijo.

El atentado obligó a suspender los servicios de trenes en la estación Victoria de Manchester, que está junto al estadio, y todas las líneas se cortaron tras el suceso.