Un matrimonio compuesto por dos personas de alrededor de 70 años fue hallado sin vida por su hija hipoacúsica en el barrio porteño de Flores. En el lugar trabaja personal de Policía Científica y los investigadores creen que en el lugar actuó una tercera persona.

Un matrimonio apareció muerto en el interior de su casa, ubicada en el barrio porteño de Flores y los investigadores intentan determinar si se trata de un doble homicidio o si uno de ellos mató al otro y luego se suicidó.

El hecho ocurrió en una vivienda ubicada en la calle Morón 2719, frente al hospital Teodoro Álvarez. Allí, la hija hipoacúsica de la pareja los encontró sin vida.

Embed

Las víctimas fueron identificadas por las fuentes como el matrimonio conformado por Orlando Gianelli (79) y su esposa Hilda.

La mujer se encontraba con el rostro ensangrentado tirada boca arriba en el living de la planta baja, mientras que el hombre estaba en la cama de su habitación del primer piso con una herida cortante en el abdomen.

Ambas víctimas estaban vestidas con ropa de cama y la sangre en la escena estaba seca, por lo que ya habían pasado varias horas desde el momento de las muertes y hasta el hallazgo que fue alrededor de las 8 de la mañana.

Voceros policiales indicaron a Télam que por el momento y a simple vista, en la escena no se detectó ningún ambiente revuelto, ni algún faltante.

El fiscal ordenó la preservación de la escena del crimen para el trabajo de los peritos de la Unidad Criminalística Móvil, quienes ahora deberán colectar rastros y evidencias para determinar si en la escena hubo terceras personas y cuáles fueron las circunstancias de cada una de las muertes.

Si bien todo indica que se trató de un doble homicidio, los pesquisas no podían aún descartar otra hipótesis, incluso la de un homicidio seguido de suicidio.

Sin embargo, algunos vecinos indicaron a la prensa que el hombre estaba enfermo y con problemas de movilidad por lo que solía pasar la mayor parte del tiempo en su cama.