El entrenador interino de Estudiantes de La Plata, Lucas Nardi, se vio envuelto en una polémica que le puede llegar a costar la destitución y desmintió haber escrito hace cuatro años en Twitter que "odiaba" a Carlos Bilardo, uno de los ídolos máximos de la institución.
"No tengo nada que borrar ni nada que ocultar, nunca hubiera pensado eso de Carlos", se atajó Nardi, tras dirigir la primera práctica al frente del plantel.

"Soy de Estudiantes de La Plata, nací acá, viví en la pensión. Hoy hablé con Bilardo y me dijo que fue una confusión", remarcó Nardi, quien tuvo que comunicarse con quien es un ícono de la entidad como futbolista y entrenador para darle su versión de los hechos.

Nardi.jpg
Nardi tuvo que tratar de aclarar el tema porque la polémica se difundió rápidamente en las redes sociales, a tal punto que hubo una marcha de simpatizantes en la sede para repudiar al joven director técnico y reclamar su relevo.

Embed
"Es imposible tener la camiseta de Estudiantes y odiar a Bilardo", adujo Nardi en una jornada en la que imprevistamente quedó en una situación por demás incómoda.

También en las redes sociales los aficionados se autoconvocaron al club para evitar que el elegido por el presidente Juan Sebastián Verón resulte presentado como conductor provisorio del plantel principal

"En su momento había gente que me manejaba la cuenta. No voy a poner eso. No soy boludo", se escudó el cuestionado Nardi.