Con 34 años y una vasta experiencia en las artes marciales mixtas, Tim Hague sufrió un tremendo golpe que lo dejó en coma y con muerte cerebral.
El hecho se dio el viernes por la noche en la pelea frente a Adam Braidwood, que lo venció claramente tras tirarlo varias veces hasta el definitivo nocaut, en el que Hague terminó tendido en el piso.

Hague
Igualmente, Hague, que debutó en el boxeo en 2011 tras su gran trayectoria en la UFC, entre otras ligas de MMA, pudo retirarse caminando del cuadrilatero. Sin embargo, al llegar al hospital su situación empeoró y los médico le diagnosticaron una muerte cerebral.