*

- 08 de marzo de 2013 - 13:10

Los jueces, muy duros en su fallo contra Menem

Aseguran que "poseía una exclusiva posición en orden a la determinación del curso de los sucesos" y que "dictó los decretos consignando destinos falsos a efectos de ocultar esta situación al servicio aduanero".
Carlos Menem
La Cámara Federal de Casación Penal consideró este viernes la venta ilegal de armas a Ecuador y Croacia sólo pudo hacerse "con la decisión de la máxima autoridad del Poder Ejecutivo Nacional" que era el entonces presidente Carlos Menem.

"Los sucesos sólo pudieron acaecer del modo en que lo hicieron con la decisión de la máxima autoridad del Poder Ejecutivo Nacional", concluyó el máximo tribunal penal del país al condenar a Menem por contrabando agravado de armas.

Los principales párrafos del fallo dedicados por Casación a Menen:

  • "Si bien su intervención se ha dado en forma previa al egreso de los embarques, en función de la especial jerarquía que ostentara en relación a los demás intervinientes, así como por la circunstancia de ser el único que podía decidir las exportaciones por medio de los decretos que brindaban la autorización necesaria para el egreso de la mercadería del país, poseía indiscutiblemente una exclusiva posición en orden a la determinación del curso de los sucesos, lo que quedó claramente evidenciado por la pasividad que tuvieron gran parte de los organismos públicos frente a la información que arribaba a los mismos acerca de éstos hechos", dice uno de los párrafos del extenso fallo al que tuvo acceso minutouno.com.
  • Para Casación, "se  encuentra suficientemente acreditado que Menem con el conocimiento de que las exportaciones se destinaban a países beligerantes dictó los decretos autorizando las mismas consignando destinos falsos a efectos de ocultar esta situación al servicio aduanero, así como que se incluiría mercadería diferente a la que se consignaba en los decretos a efectos de que la aduana pagara reintegros de exportación a la Dirección General de Fabricaciones Militares".
  • "Es decir, el actuar doloso enderezado a que las exportaciones se realizaran en la forma en que fueron efectuadas, necesario para la configuración del contrabando agravado por tratarse de material bélico".
  • La actuación de Menen consistió en el dictado de los decretos 1697(27/8/91), 2283(31/10/91) y 103 (24/1/95) por los que se  autorizara a la Dirección General de Fabricaciones Militares a realizar exportaciones de material bélico con destino a las Repúblicas de Panamá y Venezuela, al amparo de los que se realizaron las operaciones investigadas.
  • "Se encuentra  acreditado que al momento de realizar tal conducta el nombrado (Menem) conocía que el destino, Panamá, consignado en los decretos 1697/91 y 2283/91 era ficticio", sostuvo la Cámara.
  • La Cámara explicó que Panamá en modo alguno podía ser el destinatario del material bélico en cuestión en la medida de que ese país se encontraba sometido a una invasión por parte de los Estados Unidos de América," hecho público y notorio".
  • "Además, Menem poseía un conocimiento específico de esa situación por cuanto, según lo relatara  (Bautista) Yofre, previo al dictado de los decretos lo envió a ese país como embajador argentino en función de la solicitud que le efectuara el Vicepresidente de ese país, Danforth Quayle, de que enviara una persona de su confianza a fin de atenuar la reacción de otros Estados latinoamericanos frente a la invasión de Panamá, traducida en el retiro de sus embajadores", continuó Casación.
  • Para Casación "se encuentra probado que, contrariamente a lo sostenido por Menem en su descargo, los decretos no fueron dictados conforme la confianza que depositaba en sus subordinados en el marco de la delegación de funciones. Ello así habida cuenta de que estos decretos eran de carácter excepcional en términos cuantitativos", el trámite que se le dio a esos decretos "no fue el ordinario", sentenció.
  • Con respecto al desvío de armas a Croacia, la Cámara sostuvo que "se encuentra debidamente acreditado que además conocía el destino real, Croacia, que tendría el material bélico cuya exportación autorizara por medio de los decretos 1697/91 y 2283/91 por él dictados", y que Venezuela "era un destino falso".
  • "Se encuentra debidamente acreditado que existía un especial interés por parte de Menem de que se dictara el decreto en cuestión".
  • "Los sucesos sólo pudieron acaecer del modo en que lo hicieron con la decisión de la máxima autoridad del Poder Ejecutivo Nacional", concluyó la Cámara al finalizar el análisis de la situación del ex presidente.

Otras Relaciones

Lo que más te interesa

 
Comentar esta nota