A nuestros lectores enojados

*Tengo más de cuarenta años de periodista. Me pusieron tres bombas (dos de ellas explotaron, la tercera me obligó a irme de la Argentina). Mi "número" en la triple A era "lista 3 nro. 67". Recibí un feretro que me mandaron los montoneros. Comprenderán que a esta altura del partido pocas cosas me asustan… excepto la salud de mis hijos.

Cuando iniciamos minutouno.com establecimos claramente que el 50% del portal se iba a hacer desde la redacción y que el otro 50% iba a quedar en manos de los lectores. Y cumplimos.

Sin embargo, hay reglas que no se pueden obviar: son las del buen gusto, el respeto a las jerarquías institucionales y el sostener con pruebas las acusaciones que se hacen.

El editor responsable de todo lo que ustedes escriben y se publica en este diario se llama Samuel Gelblung. Ustedes pueden estar detrás del anonimato, yo no.

No soy oficialista ni me interesó serlo jamás.

No vivimos de los avisos oficiales. No encontrarán a lo largo de mi historia una mínima sombra de venalidad o nada que se le parezca .

Consecuentemente, no rompan más la paciencia.

A mí no me censura nadie. Yo no censuro a nadie.

Pero de ninguna manera voy a permitir que se insulte o agravie a un Presidente de la Nación, a un Ministro ni a ningún funcionario oficial o de la oposición. Tampoco voy a avalar acusaciones sin pruebas o respaldo.

Con respeto se puede decir todo, con grosería nada.

Reitero: No jodan más.

Dejá tu comentario