Adrián Rousseau, el barrabrava sospechoso y poderoso de siempre

Unos 127 detenidos fue el saldo que dejaron los incidentes que protagonizaron ayer las dos facciones enfrentadas de la barra brava de River y entre los aprehendidos está Adrián Rousseau, líder de una de ellas.


 


Los episodios de violencia se produjeron sobre la calle Udaondo, en el puente Labruna, a metros del estadio Monumental, y la situación no pasó a mayores por la rápida intervención policial.


 


Voceros de seguridad precisaron que sabían de antemano que iban a enfrentarse en ese lugar gracias a un eficiente trabajo de inteligencia y dieron a conocer que son 127 los detenidos que fueron trasladados a dependencias policiales.


 


Trascendió que ambos sectores, cuyos líderes son Rousseau por un lado y los hermanos Alan y William Schlenker por otro, habrían acordado encontrarse en ese sector este domingo, justo el día en el que River recibiría a Vélez, por la séptima fecha del Torneo Apertura.


 


Según versiones, Rousseau quedó detenido pero primero se resistió a ser apresado y fue reducido. Además, el líder de una de las facciones de la barrabrava de River  tenía 50 populares en su poder ¿De dónde las sacó?


 


Una historia de nunca acabar. El manejo de poder que tiene Rousseau sigue preocupando al verdadero hincha de River, que no puede ir tranquilo a la cancha a disfrutar del equipo de sus amores.


 


¿Pero, cómo consigue entradas este individuo? Son truchas o sigue en contacto con algunos dirigentes de la entidad de Núñez...


 


Lo cierto es que la guerra entre "Los Borrachos del Tablón" sigue vigente y se trasladan de un lado a otro con total impunidad. Pese a sus repetidas detenciones logran su libertad y se prometen batallas entre sí por el reinado de la "barra".


 


¿Quién pondrá los límites? Evidentemente la AFA no puede o no quiere. La Justicia es lenta y no se ven medidas ejemplificadoras. Todos hacen la vista gorda y el común denominador de los simpatizantes es el temor.


 


No se puede desviar más la mirada. Es hora de que la Justicia (Gobierno) se ponga los pantalones y apliquen sanciones contundentes para los que quieran empañar al fútbol. Que no pase más el tiempo, sino habrá más víctimas inocentes.


 






 

Dejá tu comentario