Newell's le dio otro golpe a un Estudiantes sin respuesta

Deportes

En el estadio Único, el Pincha ganaba en dos oportunidades, pero no lo pudo mantener y la Lepra, con equipo alternativo, lo derrotó 4 a 2. Los de Cagna aún no ganaron y el DT está cada vez más cuestionado.

Newell's Old Boys fue muy contundente y venció a Estudiantes 4-2 en el Estadio Ciudad de La Plata, comprometió todavía más la continuidad del entrenador local Diego Cagna y se metió entre los animadores del Torneo Final.

El debutante peruano Ricardo Cruzado, Fabián Muñoz, Víctor Figueroa y el infalible Ignacio Scocco, el artillero de penal, le permitieron a una formación de Newell's que incluyó muchos suplentes celebrar en el escenario platense, en el partido correspondiente a la quinta fecha.

A Estudiantes de nada le sirvieron los dos tantos demoledor delantero colombiano Duván Zapata, quien había puesto el 1-0 y el 2-1, valiéndose primero de un penal y luego de un cabezazo. 

Con este marcador adversaro la continuidad de Cagna en Estudiantes quedó por demás comprometida, ya que el director técnico parece haber agotado el crédido ante la parcialidad albirroja. En cambio, el director técnico de los rojinegros, Gerardo Martino, se dio el gusto hasta de imponerse de visitante y con un elenco alternativo, dado que afrontará durante la semana un nuevo compromiso por la Copa Libertadores.

Todo había empezado de un modo propicio para Estudiantes, porque el 4-3-3 que propuso Cagna le permitió superar a su adversario en la posesión de la pelota y las llegadas hasta la valla, muy especialmente porque a los rosarinos la potencia y la voracidad de Zapata les resultaba incontrolable.

Temprano se vio un salto y un cabezazo de Jonathan Schunke que daba la impresión de que iba a tener como consecuencia el ingreso del balón arriba y a la izquierda en la portería de Sebastián Peratta, pero el arquero se sacó los años de encima y logró una intervención muy meritoria.

El Pincha seguía con su dominio del terreno y del juego cuando Zapata se metió en el área con la convicción que lo caracteriza y Cristian Díaz lo tomó del pantaloncito para tratar de detenerlo. Como uno de los asistentes advirtió la falta, el árbitro Silvio Trucco cobró el penal. De esa sanción correcta se aprovechó Zapata para someter a Peratta con un disparo tan certero como enérgico.

Y Zapata, cuando no, hasta estuvo a punto de poner lo que hubiera sido un 2-0 por entonces merecido, porque Peratta tuvo que salir lejos para abortar una entrada frontal y profunda de los anfitriones. 

Quedó así un rebote a pedir del cafetero, quien, desde fuera del área grande, acarició la pelota con el pie derecho para indicarle paternalmente el recorrido recomendable para llegar hasta el fondo de la red, pero hubo un pique travieso en el trayecto y al volver a elevarse el travesaño fue un obstáculo insalvable.

Ya concluía un primer período bastante positivo para los locales cuando Cruzado le dio sobre la hora a Newell's el 1-1 que le permitió igualar el parcial exclusivamente en el marcador.

Desde la izquierda del ataque de los rosarinos, y todavía fuera del área grande, Cruzado le pegó al balón con una comba exquisita para dejar sin chance al arquero Agustín Silva. A pesar de ese golpe inesperado, Estudiantes salió enchufado a afrontar el segundo segmento y acertó de entrada para volver a prevalecer también en el terreno de los números.

Zapata puso la cabeza para el 2-1 real y Estudiantes pareció que se encaminaba de nuevo, pero Newell's le puso el corazón a la situación y la revirtió hasta transformarla primero en el segundo empate de la noche y a continuación en un triunfo muy valioso.

Newell's sacó su orgullo, se hizo fuerte de a poquito y dio en el blanco en los momentos justos.
A los 12, Múñoz, abierto por la derecha, engancho hacia adentro y sacó un disparo recto, rasante y esquinado para alcanzar la paridad. A los 17, Figueroa, recibió sobre la izquierda un rebote que dio el arquero, fue hacia el interior del área y resolvió con un envió esquinado.

Para peor, el ingresado Nacho Scocco se escapó y fue derribado por Schunke dentro del área, en una falta que a Estudiantes le costó un penal y una expulsión del marcador central.

En definitiva, desde los doce pasos Scocco se terminò de llevar todo para Newell's y dejó a Estudiantes sin nada. 

      Embed

Dejá tu comentario