Después del aumento en la tarifa de la luz, ahora le toca el turno al gas

Economía

El aumento de la tarifa de electricidad que llega hasta le 30 por ciento no viene solo. Está acompañado por incrementos en el gas, que ya se hicieron presentes en el GNC que utilizan los vehículos y que el Gobierno analiza extender al que consumen los domicilios.

Las estaciones que venden GNC recibirán un aumento del 10 por ciento que se será trasladado en mayor medida a los consumidores.

“La suba de la electricidad impactará finalmente en el precio del GNC en el surtidor ya que afecta los costos”, explican desde la Cámara de Expendedores de Gas Natural Comprimido.

Es que la energía eléctrica constituye uno de los principales costos de los estacioneros, ya que es fundamental para las plantas compresoras.

Por otra parte, en unos días el Gobierno anunciará una suba en la tarifa del gas que, a diferencia de la de la luz, podría no ser escalonado. El objetivo del Ministerio de Planificación es compensar por los mayores costos a las empresas de transporte y distribución de gas y a las petroleras que extraen el combustible.

El impacto en el gas recae sobre todos los clientes de las distribuidoras y en lo particular afectará a 1,5 millón de usuarios, el 30% de la demanda nacional de gas.

Dejá tu comentario