Estremecedor caso en Quilmes: un caballo usado para cartonerar chocó contra un auto y agonizó desangrado

Tras el golpe, el animal quedó tendido en el suelo y fue abandonado por los carreros, contaron activistas de la ONG Caballos Quilmes. Piden que se cumpla de forma urgente la ordenanza que impide la Tracción a Sangre.

Un nuevo caso de extremo maltrato hacia un caballo en Quilmes revivió la problemática por la tracción a sangre en el municipio dirigido por Mayra Mendoza.

Esta vez, un carrero chocó contra un auto y como consecuencia del impacto, el animal quedó tirado en la calle desangrándose por un fierro que atravesaba su cuerpo. En el lugar del accidente, acudieron una ambulancia del SAME, policías y activistas de la ONG Caballos Quilmes, que no pudieron hacer nada para salvarle la vida.

Además, denunciaron que los propios carreros se fueron del lugar cuando el animal "daba bocanadas de aire". "Hoy un carro del Sindicato De Cartoneros de Quilmes chocó. Como chocan siempre, haciendo lo que quieren. Total la vida que va adelante, la del caballo, no es la de ellos. Total, a los caballos muertos, al otro día los reemplaza otro. El caballo terminó muriendo ahogado en su propia sangre. Y murió solo. Estos carreros se fueron cuando aún daba bocanadas de aire. Lo abandonaron, cuando se rasgan las vestiduras para decir que los 'aman'. Nadie que ama hace una cosa así", escribieron desde esa ONG en Instagram.

Falta de políticas concretas e incumplimiento de normas y leyes

El 5 de enero de 2021, el municipio de Quilmes informó de manera oficial que por medio del decreto 2.691/20 se reglamentaba la Ordenanza 13.322/20 que prohíbe "la tracción a sangre de tiro animal en todo el Distrito de Quilmes" y promueve "la provisión de los medios de transporte necesarios para el cumplimiento gradual y progresivo".

De este modo, hace siete meses pronunciaron desde el municipio que se iniciaría "un proceso de censado y de registro e incorporación de veterinarios especializados en equinos que asegurarán el buen estado y trato animal, y la entrega de libretas sanitarias". Este caso, sin embargo, demuestra lo contrario.

En esa misma reglamentación, las autoridades sostienen que "se proseguirá con la sustitución y prohibición progresiva y definitiva de forma sectorizada de la Tracción a Sangre de Tiro Animal en el distrito".

La promesa de terminar con la crueldad animal y el peligro de los caballos en la calle lleva años y tiene una resistencia de un sector de cartoneros. En la actividad, además, se involucra el trabajo infantil y la crueldad animal penada por la Ley 14.345.

TAS 2.jpg
Uno de los caballos rescatados por la ONG Caballos Quilmes.

Uno de los caballos rescatados por la ONG Caballos Quilmes. "El maltrato al que te sometieron pudo más", afirmaron tras la muerte.

Por una ley nacional

Desde la ONG Lucha por la Integridad Social y el Derecho Animal (ALUISA) incluso se impulsó la ONG Ley no más TAS, que presentó un proyecto en Diputados para prohibir el uso de caballos. La idea es hacer una adaptación de uno o dos años para dejar los caballos y luego penalizar esta conducta como sucede con las carreras de galgos. En este caso, la ley establece una pena de hasta cuatro años de prisión.

"Los carreros están instalados y tienen mucho poder. En Quilmes, La Plata, Rosario y Paraná, entre otras ciudades, está prohibida y sigue habiendo TAS. Se tienen que cumplir las normas y las leyes. El carro es invisible, los policías los ven y los carreros parecen intocables. Llevan lo que se les da la gana en el carro, afirmó la abogada Marina Garrido, apoderada de Aluisa, en diálogo con minutouno.com.

Dejá tu comentario