Carrascosa: "Quiero saber quién asesinó a María Marta"

Sociedad

Carlos Carrascosa rompió el silencio tras ser absuelto por el crimen de Martía Marta García Belsunce e insistió en que se va a "a poner a trabajar para el juicio".

La Corte Suprema absolvió de manera definitiva a Carlos Carrascosa en la causa por el crimen de su esposa, María Marta García Belsunce, tras lo cual el viudo afirmó que ahora sí podrá "morir inocente" y que su objetivo es "saber quién asesinó" a su mujer.

El viudo de María Marta García Belsunce afirmó que lloró tras conocer el fallo de la Corte Suprema y le dijo a Télam que siempre supo que "era inocente y que la Justicia se había equivocado".

"No paro de llorar desde que mi abogado Fernando Díaz Cantón me confirmó la novedad. Siempre sostuve que era inocente y que la Justicia se había equivocado conmigo y mi familia", aseguró Carrascosa.

"Lo primero será ir a juntarme a tomar algo con unos amigos para intentar bajar tantas emociones. El primer objetivo está cumplido, ahora sí voy a morir inocente. El domingo cumplo 76 años. Y ahora viene el objetivo principal: saber quién mató a mi mujer. En los próximos días me voy a poner a trabajar para el juicio", anticipó.

Tras quedar absuelto tanto por el encubrimiento como por la autoría material del crimen de María Marta García Belsunce en el country Carmel de Pilar, Carrascosa trasladó su atención al juicio en ciernes de Nicolás Pachelo y dos exvigiladores del barrio privado, a la espera de que surja la verdad.

"Siempre alguno se puede quebrar, hay testigos que nunca se sabe qué van a declarar. Nunca se sabe, pasaron 18 años pero la esperanza está. Siempre aparecen datos, aparecen cosas y no hay que bajar los brazos. En estos días me juntaré con el abogado querellante", convino.

Carrascosa pasó más de siete años en la cárcel por el encubrimiento del crimen de María Marta García Belsunce, y de esos días recuerda a sus "compañeros de celda en el penal de Campana".

"Tanto del que tuve primero como el segundo, que siempre fueron dos cracks conmigo. Uno todavía está encarcelado pero no lo puedo ir a visitar. Ya me llamó un ratito por teléfono", contó.

Distintas fueron las palabras que guardó el viudo para el fiscal Diego Molina Pico, quien investigó el crimen y lo acusó de la autoría. "Errar es humano, lástima que erró tanto y no tuvo la sabiduría de reconocerlo", disparó.

"No es de hombre de bien no reconocer los errores", señaló el viudo.