Rafecas delegó en un fiscal la causa por amenazas a Moreno

Sociedad

El juez federal pasó al fiscal Patricio Evers la investigación que el Gobierno nacional inició por amenazas contra el secretario de Comercio Interior.

El juez federal Daniel Rafecas delegó este lunes en el fiscal Patricio Evers la causa que el gobierno nacional inició por amenazas contra el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, durante un cacerolazo a fines de septiembre en la puerta de su casa.

Se trata de la denuncia presentada por el ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, tras la difusión de un afiche que mostraban al secretario dentro de un féretro y con un disparo en la cabeza.

Desde ahora, Evers tendrá a cargo la realización de la investigación en la cual aún no hay imputados y que inicialmente había recaído en el juez Norberto Oyarbide, a quien la Cámara Federal luego apartó.

El Gobierno nacional, a través de Alak, denunció penalmente a los "caceroleros" que protestaron el 27 de septiembre frente al edificio en que vive Moreno, en el barrio porteño de Constitución.

La demanda recayó en el juzgado federal de Norberto Oyarbide, quien de inmediato se apartó de la denuncia, que ahora irá de nuevo a la Cámara Federal para que sea sorteada otra vez.

Según el comunicado oficial, "los hechos denunciados configuran los delitos de amenazas, incitación a la violencia e intimidación contra un funcionario público agravada, tipificados en los artículos 149 bis, 212, 237 y 238 del Código Penal".

"Moreno es sometido desde hace varios días, a través de diferentes redes sociales, a amenazas de muerte. Las intimidaciones son, además, fomentadas mediante una innumerable cantidad de mensajes que alientan a concretar el hecho", señaló el funcionario.

Alak concurrió a la sede de los tribunales federales de Comodoro Py 2002 acompañado por el secretario de Justicia, Julián Álvarez, donde aportó "contundente material probatorio para respaldar la denuncia formulada".

Dejá tu comentario